Resultados trimestrales

Las provisiones llevan a Popular a ganar el 66% menos

Banco Popular Ampliar foto

El Banco Popular ganó 94 millones de euros entre enero y septiembre, tres veces menos que los 278 conseguidos en el mismo periodo del año anterior. Este descenso se explica porque el banco ha realizado provisiones extraordinarias utilizando el beneficio del segundo y tercer trimestre. La intención del banco con esta decisión es acelerar el ritmo de desinversión de activos no productivos y potenciar así las fortalezas de su negocio principal.

Las provisiones netas han ascendido a 1.021 millones. A ellas destinó la totalidad del beneficio del segundo y el tercer trimestre, todo ello con el objetivo de acelerar el ritmo de desinversiones de activos no productivos y potenciar las fortalezas del negocio principal.

Al anticipar dichas provisiones, el beneficio reportado en el primer y segundo trimestre estanco ha sido cero, por lo que el beneficio neto acumulado hasta septiembre corresponde únicamente al del primer trimestre: 94 millones de euros.

La entidad explica que por segundo trimestre consecutivo y en el marco de la nueva etapa de renovación y reestructuración del negocio, Popular presenta sus resultados de forma separada; por un lado la gestión de la actividad principal y por otro la gestión del negocio inmobiliario y asociado. Así, la actividad principal registró un beneficio de 817 millones en los nueve primeros meses de 2016, mientras que el negocio inmobiliario y asociado generó unas pérdidas acumuladas de 723 millones, frente a las pérdidas de 796 millones del ejercicio anterior.

El margen de intereses ha sufrido un descenso del 6,3% hasta 1.580 millones, debido al impacto de la desaparición de las cláusulas suelo y la menor aportación de la cartera de renta fija. El margen bruto se redujo un 12,2% hasta 2.348 millones, en tanto que el margen de explotación lo hizo un 21,6%, hasta 1.093 millones. 

La entidad está inmersa en un intenso proceso de reducción de activos no productivos, que siguen requiriendo fuertes volúmenes de saneamientos. El saldo bruto de inmuebles y dudosos del negocio inmobiliario ha descendido este año en 457 millones de euros, cifra que el banco espera acelerar aún más en los próximos trimestres. En relación a la venta de inmuebles, aumentan un 15% en el trimestre estanco respecto al tercer trimestre de 2015. En lo que va de año, estas ventas asciendan  un total de 1.554 millones de euros. La entidad destaca el incremento de las ventas de suelo, así como la evolución de las ventas minoristas, que han aumentado un 15% respecto al tercer trimestre de 2015.

Normas
Entra en El País para participar