Finanzas públicas

La UE exige un presupuesto para 2017 “cuanto antes”

La Comisión Europea remitió el martes cartas a España, Lituania, Italia, Bélgica, Portugal, Finlandia y Chipre.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Bruselas sigue elevando la presión sobre el Ejecutivo en funciones, que el próximo sábado, si finalmente el PSOE se abstiene, pasará a tener plenos poderes. Si el martes le remitió una carta exigiéndole el detalle de las medidas para corregir la desviación del déficit, estimadas en 5.000 millones de euros, ayer fue el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, el que exigió la presentación urgente de un presupuesto para el año que viene. “Con España no tenemos mucha prisa, somos muy pacientes, como con todo el mundo. Esto forma parte de la democracia y hace tiempo que hay un Gobierno en funciones y no un Gobierno en disposición de tomar decisiones”, señaló Moscovici en rueda de prensa.

La Comisión Europea remitió el martes cartas a España, Lituania, Italia, Bélgica, Portugal, Finlandia y Chipre, en las que les reclamó información adicional o aclaraciones con respecto a sus borradores presupuestarios. En el caso de España y Lituania, el Ejecutivo comunitario instaba a los futuros Gobiernos a presentar un proyecto actualizado de Presupuestos, con las medidas de ajuste. “No estamos dando un ultimátum. Respetamos las reglas democráticas, pero lo antes posible esperamos que se cumplan los compromisos y las medidas prometidas se pongan en marcha”, apuntó Moscovici.

España mantendrá los tipos elevados del IBI y Patrimonio

La senda de consolidación fiscal, renegociada con la UE ante la imposibilidad de cumplir los objetivos iniciales, estable que el déficit deberá cerrar este año en el 4,6% del PIB, apenas cinco décimas menos de la cifra con la que cerró 2015 (5,1% del PIB). El ajuste más importante se producirá en 2017, enel que el desfase entre ingresos y gasto debe bajar al 3,1% del PIB. Con las cifras que el Ejecutivo en funciones remitió a Bruselas, las autoridades comunitarias calculan que son necesarias medidas adicionales por valor de 5.000 millones de euros, que se unirían al adelanto del pago fraccionado en el impuesto de Sociedades, que se mantendrá en el próximo ejercicio. Por el lado de los ingresos, el plan remitido por el Ejecutivo en funciones fija que se mantendrán los incrementos impositivos en el impuesto que grava los bienes inmuebles (IBI) y el impuesto de Patrimonio, que aporta a las arcas autonómicas más de 1.000 millones al año.

Moscovici no quiso adelantar cuáles serán los próximos pasos que dará la Comisión Europea y señaló que espera respuestas mañana de todos estos Estados miembros, con la excepción de España y Lituania, que disponen de un poco más de tiempo. En cualquier caso puntualizó que las misivas “no prejuzgan el resultado del diálogo con los Estados miembros”, al mismo tiempo que instó a no dramatizar. “La Comisión hace su trabajo y si estima que necesita más información, la pide”, apuntó.

Así, la petición de información a los estados miembros varia. A Bélgica y Portugal les reclama “informaciones complementarias y precisas” sobre las reformas que plantean en sus planes presupuestarios para confirmar que se cumplen los objetivos. En el caso de Italia, Finlandia y Chipre que expliquen la diferencia que existe entre el ajuste estructural recomendado por la UE y el que recogen sus presupuestos.

 

Normas