Vehículos de inversión

Andbank lanza un nuevo fondo fotovoltaico para grandes clientes

Andbank lanza un segundo vehículo de inversión en plantas fotovoltaicas de la mano de la gestora Everwood

Espera levantar 50 millones entre grandes inversores

Imagen de una oficina de Andbank.
Imagen de una oficina de Andbank.

En un entorno de tipos bajos hay que buscar alternativas para lograr rentabilidad para el cliente”, explica Carlos Aso, consejero delegado de Andbank. Bajo esta filosofía, y tras la experiencia de un primer vehículo de inversión en centrales fotovoltaicas dirigido a profesionales lanzado en enero de la mano de la gestora Everwood, Andbank vuelve a explorar este terreno con un nuevo fondo abierto ya a grandes clientes. A un segmento muy particular, en todo caso, al de aquellos con un patrimonio medio de unos cinco millones de euros para limitar el peso que supone una aportación mínima de 250.000 euros.

El objetivo es levantar unos 50 millones de euros, un 80% aportado por esta base de grandes clientes y el resto por grandes inversores internacionales que Everwood viene sondeando en Londres. Un montante, que apalancado sobre financiación de otros bancos podría más que duplicarse, destinado a la adquisición de plantas fotavoltaicas españolas operativas y en activo.

Se promete a cambio una tasa interna de retorno o rentabilidad (TIR) del 12% anual en un periodo de inversión media de entre cinco y siete años, con la idea de ofrecer una rentabilidad del 10% desde el inicio, y el objetivo de vender luego las plantas a un gran fondo o un inversor institucional interesado.

Los comercializadores del fondo defienden que aunque los mayores chollos han pasado, es un buen momento para invertir en este sector y obtener rentabilidades de dos dígitos. Un jugoso retorno, en todo caso, acorde con un vehículo expuesto al riesgo de la operativa de las compañías, a la posible revisión del precio de la electricidad y a potenciales cambios en la normativa sectorial.

Con todo, desde Andbank aseguran que su estimación es conservadora, que sus cálculos de rentabilidad ya incluyen las comisiones correspondientes y que, en el peor de los casos, el retorno podría caer al entorno del 7% u 8%, que sigue siendo muy superior a las oportunidades que ofrece hoy día el mercado.

La exposición bancaria

Más allá, desde Andbank muestran su confianza en que la regulación del sector no de un vuelco, dado que el melón del déficit tarifario se abordó en 2014 y que al Estado no le conviene que el sector financiero, que tiene una exposición a proyectos de energía renovable de 43.500 millones de euros (20.500 millones en el segmento fotovoltaico), sufra un nuevo varapalo.

Los desembolsos se irán haciendo paulatinamente cuando se consumen las adquisiciones, para las que el equipo gestor tiene un horizonte de tres años. Sin embargo, la experiencia del primer fondo, que ya ha invertido unos 25 millones en tres plantas, cerca del objetivo de 30 millones que se maneja con una compra más pendiente de cerrar en breve, hace confiar en que las adquisiciones se realicen en solo unos meses. De hecho, Everwood ya ha identificado 20 plantas susceptibles de compra en el sector.

Un valor añadido que defiende el banco andorrano ante sus clientes es la posibilidad de que los propios inversores participen en la toma de decisiones concediéndoles un sillón en el comité de inversiones a quienes hagan aportaciones de al menos 2,5 millones de euros.

De inversión inmobiliaria a la apuesta tecnológica

Desde Andbank asumen que aunque las mayores oportunidades han podido quedar atrás, este es un momento propicio para invertir con más seguridad en el sector fotovoltaico, a buen precio y con una prometedora rentabilidad, como pudo pasar en su día con el sector inmobiliario al que pocos se atrevían a hincar el diente en 2013. Fue entonces cuando la entidad andorrana lanzó su primer vehículo de inversión inmobiliaria de la mano de la gestora especializada AKM, con 15 millones de euros de inversión inicial. Actualmente, esta alianza ha levantado 60 millones, frente a los 50 previstos y con previsión de lograr 120 millones mediante financiación de otras entidades, para su tercer vehículo de este tipo, centrado en la adquisición de edificios completos de zonas céntricas de Madrid y Barcelona. El AKM III ya ha formalizado la compra de dos inmueble en el madrileño barrio de Chamberí. La idea de este último fondo, lanzado en primavera, fue la de aprovechar el estancamiento de los precios inmobiliarios detectado en el primer semestre en medio de la atonía política. Su objetivo es adquirir inmuebles, rehabilitarlos e ir vendiendo individualmente cada vivienda para saldarlos en un periodo aproximado de un lustro con una rentabilidad objetivo del 12%. Andbank, firma andorrana de banca privada que gestiona unos 7.700 millones de euros en España, ha fichado a siete banqueros nuevos en los últimos meses dentro de su objetivo de ampliar el equipo en 25 profesionales en un periodo de año y medio. En la búsqueda de nuevas fuentes de rentabilidad para la clientela, el banco analiza continuamente potenciales vehículos de inversión novedosos entre los que, anticipan, pronto podrían entrar alguno de corte tecnológico.

Normas