Sanciones

¿Multas? Deje que lo gestione un especialista

Aparcar mal, la principal infracción cometida por los vehículos de renting, según ALD

¿Multas? Deje que lo gestione un especialista

Una furgoneta circula a más de la velocidad permitida. Un radar móvil capta la infracción e inmediatamente comienza el proceso sancionador, pero con la particularidad de que, en este caso, se trata de un vehículo de renting. ¿Qué ocurre entonces? ¿Quién se hace cargo de esa multa?

“Desde 2010, las compañías de renting estamos obligadas a inscribir nuestros vehículos con el nombre del arrendatario también”, explica José Antonio Alcántara, gerente de servicios de ALD Automotive. Esta circunstancia permite que las Administraciones ya notifiquen directamente a la empresa que hace uso de ese auto y ella misma se encargue de identificar al conductor.

Y es que la utilización de vehículos en régimen de arrendamiento a largo plazo está cada vez más generalizada en España y, anteriormente a esta obligación, tras un periplo de envíos y reenvíos, la carta llegaba al conductor de dicha furgoneta con varias semanas de retraso, lo que impedía la reducción por pronto pago o cualquier tipo de recurso.

“Sin embargo, la particularidad de nuestro país –con muchos organismos sancionadores– hace que algunas Administraciones, como los ayuntamientos más pequeños, aún no recurran a este registro y envíen la sanción directamente a nuestras oficinas”, cuenta Alcántara.

En general, serán los conductores los que harán frente a las multas de un coche de empresa, siempre que no se trate de sanciones técnicas, como superar el peso de la carga permitida o no haber pasado la ITV. Según un estudio de la compañía ALD Automotive, “más del 60% de las infracciones cometidas por vehículos de renting corresponden al mal estacionamiento”, una circunstancia responsabilidad del conductor.

  • Adiós al papel

Con la puesta en marcha de la Dirección Electrónica Viral (DEV), el buzón electrónico para las notificaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT) a las personas jurídicas, obligatoria desde hace algunas semanas, cambia por completo la forma de comunicar las multas y las empresas dicen adiós a las sanciones en papel. Esta medida obliga a las empresas de renting a informar a la DGT la DEV de sus arrendatarios, y este será un nuevo dato que las compañías de alquiler a largo plazo requerirán a sus clientes a la hora de formalizar sus contratos.

La novedad también trae otros cambios importantes: “La relación electrónica con la Administración incluye que, con el simple hecho de abrir el buzón, la DGT considere que el receptor está ya avisado”, avisa Eugenio de Dobrynine, director del área de asesoría jurídica del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA).

Gracias a esto se ha abierto el nuevo Registro Electrónico de Apoderamientos (REA) de la DGT, una fórmula para que terceros sean los encargados de leer las notificaciones en la DEV, gestionar y tramitar recursos o pagos y no tenga que ser la propia persona jurídica, si no lo desea. En CEA ya están preparados y, “al ser apoderados, nos encargaremos de todo; algo que, por ejemplo, ahorrará dinero y tiempo, ya que se pretende acabar con las sanciones impagadas y los embargos”, asegura.

También se abre otra opción. Las empresas de renting podrán ser gestoras de multas. “De momento, no vamos a subirnos a este carro, ya que creemos que nuestra especialidad no es la gestión de las multas”, aduce José Antonio Alcántara. En cambio, trabajan con empresas especialistas que, mediante una cuota preferencial, sí ofrecen estos servicios.

Fuentes de LeasePlan dicen que también prefieren trabajar con otros: “Tenemos la máxima de poner las cosas fáciles a nuestros clientes. Así, no tiene que hacer prácticamente nada; lo único, dar poderes, bajo nuestra intermediación, al Real Automóvil Club de España (RACE) para la gestión de su DEV”, señalan en la compañía. El RACE informará al cliente vía correo electrónico de cualquier sanción para que pueda identificar al conductor infractor.

El conductor solo se ocupará de repostar, y poco más

Una de las aspiraciones de las empresas de renting es ofrecer, cada vez más, un servicio global que integre el mayor número de prestaciones posible. Tanto es así que, si lo desea, el conductor de un coche alquilado a largo plazo se tiene que ocupar de repostar, y poco más.

Gracias a la entrada en vigor del Registro Electrónico de Apoderamientos (REA), algunas empresas del sector apuestan también por ofrecer a sus clientes la gestión de la Dirección Electrónica Vial (DEV), de igual forma que lo hacen otras compañías o gestorías.

“Era algo que llevábamos reclamando hace tiempo y que por fin nos permite ofrecer un servicio completo”, indica Carlos Cabada, director financiero de Northgate Renting Flexible. “Este poder nos permite ampliar nuestra cartera de servicios”, añade.

Northgate lanzará dentro de poco un nuevo servicio que, “por unos pocos euros más en la cuota, tramitará desde el pago de las multas o la identificación de conductores, hasta la pérdida total de puntos”, detalla Cabada.

“Creo que este servicio era necesario e importante para nuestras empresas cliente, puesto que ellos no están para encargarse de las sanciones que puedan venir. Además, el problema de la DEV es que puede hacer correr el tiempo del posible recurso sin que el sancionado se dé por enterado”, explica Cabada.

De esta forma, las compañías de renting abren una nueva puerta en su cartera de servicios que es cada vez más completa.

Normas