Arte

La pintura intimista de Renoir invade el Thyssen

El museo exhibe 78 obras del artista francés procedentes de museos de todo el mundo

Podrá verse hasta el 22 de enero del próximo año

Renoir
El Paseo (1870)

El Renoir más intimista, aquel que se aleja de los festejos colectivos al aire libre que se celebran en La Grenoullère, la denominada isla de los impresionistas, o en el restaurante La Fournaise, el preferido del pintor (Haute-Vienne, Limoges, 1841-1919), llega al Museo Thyssen-Bornemisza, después de casi tres años de trabajo y de recopilación de obras. Desde el 18 de octubre hasta el 22 de enero de 2017, la pinacoteca madrileña acoge la primera retrospectiva sobre la figura del Pierre-Auguste Renoir, que cuenta con el mecenazgo de Japan Tobacco International (JTI).

La montaña Saint-Victoire (1888-89)
La montaña Saint-Victoire (1888-89)

Un recorrido por 78 obras de este artista, procedentes de museos y colecciones de todo el mundo, como el Musée Marmottan Monet de París, el Art Institute de Chicago, el Museo Pushkin de Moscú, la National Gallery de Londres o el Metropolitan de Nueva York. En el paseo por las seis salas que acogen esta muestra se observa la evolución del pintor: impresionismo, lo público y lo privado, retratos de encargo, placeres cotidianos, paisajes del norte y del sur, la familia y su entorno, y bañistas.

Una de las etapas más interesantes es su ruptura con el impresionismo, “después de 1879 no vuelve a exponer con los impresionistas, ve que no le sirve para nada y busca alternativas”, explica el comisario de la exposición y director artístico del Thyssen, Guillermo Solana. La salida artística que encuentra, después de haber pintado obras como Después del almuerzo (1879), Baños en el Sena (1869), o Mujer con sombrilla en el jardín (1875), es el retrato, “como fórmula del éxito social y se convierte en un retratista cotizado”, explica Solana. De esa época es la serie que le dedica a su amigo y galerista Durand-Ruel y a su familia; o el retrato de La Sra. Thurneyssen y su hija (1910), pero también algunas escenas de género con estampas de mujeres solas o acomapañadas de otras, abstraídas en alguna actividad, como La maceta verde (1882) o Jóvenes leyendo (1891).

La obra 'Después del almuerzo' (1879).
La obra 'Después del almuerzo' (1879).

En el espacio dedicado a los paisajes se incluyen vistas de la costa de Normandía, así como de Provenza, donde compartió vivencias pictóricas con su amigo Cézanne, así como distintas localizaciones del sur de Italia, como La bahía de Salerno (1881). El recorrido sigue con una selección de escenas domésticas, donde cobra protagonismo la figura de Gabrielle Renard, prima de la esposa de Renoir, Aline, que se convierte en la niñera, además de persona indispensable en la vida del pintor y en una de sus modelos favoritas. La exposición finaliza con los desnudos al aire libre, con la serie de las bañistas.

El Museo Thyssen organiza un ciclo de cine sobre la pintura de Renoir durante los sábados de noviembre y diciembre, y un curso sobre la intimidad en la pintura de finales del siglo XIX y comienzos del XX. A partir de febrero estará en el Bellas Artes de Bilbao.

Normas