Innovación

Un premio para el traje que ayuda a personas con ‘piel de cristal’

Adecco galardona cinco ideas de ‘jóvenes brillantes’

Un premio para el traje que ayuda a personas con ‘piel de cristal’

De la situación menos esperada, como las ganas de un joven por viajar al Caribe, pueden surgir las ideas más rompedoras. Íñigo de Ibarrondo, un malagueño de 28 años que sufre epidermólisis bullosa, una enfermedad más conocida como piel de cristal, que ayer se alzó con el galardón a la Idea Joven más Brillante de Adecco, es uno de los ejemplos más claros.

Corría el año 2009 cuando De Ibarrondo decidió que él también quería viajar a Punta Cana con el resto de sus compañeros, a pesar de necesitar curas diarias para sus heridas. “Así que o le pagaba el billete a mi enfermera o se me ocurría alguna fórmula para poder prescindir de los vendajes y las mallas que llevaba”, explicó el joven durante el congreso de Mentes Brillantes 2016, organizado por El Ser Creativo. La idea resultante fue el proyecto TXR, o un prototipo de lo que a partir de ahora, con una cuantía de 10.000 euros, De Ibarrondo comenzará a desarrollar: “Un traje que me hiciese de segunda piel, para protegerla y que además me sostuviese los vendajes en su sitio”.

Esa idea es la que llevó al malagueño a presentar su candidatura, con el objetivo principal de desarrollar el traje perfecto definitivo, “ya que no todas las personas con este síndrome pueden utilizar el de ahora”. El fin es conseguir que algo que a día de hoy condiciona la vida de cientos de personas en España se convierta, señaló De Ibarrondo, en un simple inconveniente.

Germán Lusarreta, de Adecco, junto al ganador Íñigo de Ibarrondo.
Germán Lusarreta, de Adecco, junto al ganador Íñigo de Ibarrondo.

La viabilidad del proyecto, su creatividad y las múltiples posibilidades del proyecto, ya que también puede ser útil para personas con fuertes quemaduras, es lo que llevó al jurado a seleccionar al ganador. Aunque no fue fácil, prosiguió Germán Lusarreta, responsable de Patrocinio del Grupo Adecco, ya que “ha sido muy alto el nivel de las propuestas que se han presentado”.

Una de ellas fue la idea de Elisabeth González, barcelonesa de 30 años, para ayudar a solventar el problema del agua potable en el mundo. “Dropsroof Dcon es una cubierta integrada en los edificios que combina tres técnicas de captación de agua”, comentó esta arquitecta de formación. Por el día, su invento destila el agua, por la noche recoge el rocío, y cuando llueve, se hace con las gotas que caen del cielo. “Así, trabaja durante 24 horas al día de forma pasiva, para cubrir parte de la demanda de agua potable en el uso doméstico”, prosiguió González, que obtuvo una beca formativa en el campus de El Ser Creativo, al igual que el resto de finalistas.

Otro de ellos fue el también barcelonés Javier Velasco, de 28 años, con su aplicación Lendi, una herramienta móvil diseñada para pedir prestado a los vecinos del barrio cualquier objeto que se necesite de forma esporádica, “garantizando así ciudades más sostenibles y ahorro de dinero. Además de apoyar el consumo responsable para acabar con el calentamiento global y el hiperconsumo”. Velasco justificó su proyecto al recordar que el 12,5% del CEO2 proviene de la producción de objetos, y que el 80% de esos objetos son utilizados por los consumidores una media de una vez al mes.

También para promover el consumo responsable y la reducción de gases de efecto de invernadero, un grupo de estudiantes ha ideado Light, una aplicación gamificada para incentivar a las personas a ser más sostenibles en su día a día. “Premia hábitos como el uso del transporte público y el reciclaje a cambio de lights, una moneda canjeable por diferentes productos y servicios, como entradas de cine o baterías de móvil”, explicó Santiago Jiménez, uno de los artífices del proyecto que ya cuenta con el respaldo de varias empresas e instituciones públicas.

La última idea finalista fue la de la pucelana Raquel Lozano, de 23 años, que amplió su proyecto de fin de máster en recursos humanos para dar forma a Mi trabajo es buscar trabajo, una herramienta que dinamiza las sesiones de orientación laboral gracias a la gamificación. “A través del juego de mesa Trivial se van abordando temas esenciales en el proceso de búsqueda de empleo, como la autoevaluación previa, consejos a la hora de elaborar un currículo o consejos para enfrentarse a una entrevista”.

Normas