Nueva etapa en el supervisor

Así queda la nueva organización de la CNMV

Juan Manuel Santos-Suárez Márquez, presidente de la CNMV.
Juan Manuel Santos-Suárez Márquez, presidente de la CNMV. Efe

La CNMV ha perdido a su cúpula, pero sigue trabajando al mismo ritmo. Desde el pasado jueves, cuando Juan Manuel Santos-Suárez Márquez asumió la presidencia de forma provisional, por ejemplo, se han aprobado 10 emisiones.

Elvira Rodríguez, la hasta el pasado jueves presidenta, y Lourdes Centeno, desde ese día exvicepresidenta, han sido nombradas para asesorar en materias relacionadas con el mercado de valores, como publicó CincoDías el pasado viernes. Eso sí, no cobrarán nada por estas funciones. Así lo prevé el artículo 9 del reglamento del régimen interior del supervisor; es la primera vez en la historia de la CNMV que se utiliza esta fórmula.

Fuentes conocedoras del organismo explican que los exconsejeros de la CNMV cobran el 80% de su sueldo los dos años posteriores a dejar el cargo por no poder ejercer la actividad profesional en otras empresas que tengan que ver con el mercado de valores. La presidenta cobró en 2015 un sueldo de 149.327 euros y la vicepresidenta, de 149.325 euros. No recibirán ni un euro más por la labor que van a realizar. 

Después de que el comité ejecutivo haya perdido los poderes, pues carece del cuórum al contar solo con dos miembros tras las salidas de la cúpula de Rodríguez y Centeno, el consejo asume las funciones más relevantes y significativas que anteriormente ejercía el comité ejecutivo. entre ellas, la aprobación de las salidas a Bolsa o la apertura de expedientes sancionadores. 

"El resto de competencias, de carácter más operativo, han sido delegadas en el presidente con objeto de que la institución pueda ajustar su actividad supervisora diaria al ritmo de las necesidades de los participantes en los mercados", explica en una nota el supervisor de los mercados. Entre estas competencias están, por ejemplo, decretar el cese de publicidad relacionada con una colocación o aprobar que no sea exigible una oferta pública de adquisición (opa). 

Esta solución será, en todo caso, de corto plazo. La CNMV quedará bloqueada si no hay Gobierno. Quedan cuatro consejeros con los que podrá seguir funcionando. Pero solo hasta enero, cuando Rosa Sánchez-Yebra, en representación del Tesoro, y Fernando Restoy, del Banco de España abandonen la institución. A partir de entonces, salvo que se nombren nuevos consejeros, no habrá cuórum para tomar decisiones.

Economía se ha movido para tratar de lograr el apoyo del PSOE y de Ciudadanos. El objetivo era la aprobación de un real decreto que hubiera evitado esta situación. Fuentes cercanas a las negociaciones explican que Luis de Guindos fue a pedir a ambos partidos que le concedieran el apoyo en el Congreso para evitar la caída de la cúpula de la CNMV.

Normas