Automoción

Tesla acelera en Bolsa gracias al récord en ventas

La compañía entrega más coches que nunca en su tercer trimestre.

Sube en Bolsa un 5%, su mayor ascenso desde junio

El símbolo de Tesla en uno de sus modelos en París
El símbolo de Tesla en uno de sus modelos en París

Tesla levanta pasiones. Con razones o sin ellas, lo cierto es que cada uno de sus movimientos se recibe con ardor, tanto entre los clientes como en el mercado. Sus inversores no echan cuentas de que la empresa registre pérdidas o tenga accidentes con sus coches autopilotados. Confían y parece, de momento, que van a dar en el clavo.

La automovilística presentó ayer los datos de comercialización y producción de vehículos del último trimestre y registran un récord de entregas para la compañía. Según explicaron en un comunicado desde su sede de Palo Alto, Tesla entregó entre junio y septiembre un total de 24.500 automóviles. Esta cifra representa un 70% más que en el trimestre anterior. Es el mayor número de comercializaciones en un trimestre de la historia de la compañía. 

La Bolsa, por supuesto, lo celebró, revalorizando los títulos de la empresa un 4,74% el lunes, hasta los 213,70 dólares por acción. Es su mayor incremento de la cotización desde hace más de tres meses, aunque aún está lejos de los máximos registrados en el mes de abril, cuando cotizaba a 265,7 dólares por título.

Y esto sin haber presentado los resultados financieros, que se conocerán a finales de mes previsiblemente. El balance económico, ya avisan desde la propia compañía, puede no tener nada que ver y que no haya ninguna correlación entre un alza tan espectacular en las ventas y un cierre de trimestre en positivo.

Las cuentas definitivas, arguyen, incluyen muchas más variables, “como el coste de las ventas, el impacto del tipo de cambio de las divisas y el mix de las ventas y de los contratos en leasing”, advierten desde la nota de Tesla. En el segundo trimestre, la automovilística registró unas pérdidas netas de 293 millones de dólares (262 millones de euros).

Los 24.700 vehículos entregados son “una cifra prudente”, según Tesla. Supone la venta de 15.800 Model S y otros 8.700 Model X. Pero su comunicado afirma que “solo cuentan como entregas en el trimestre los vehículos que están efectivamente en manos de sus dueños y con todos los papeles arreglados”. Esta contención implica que hay otros 5.500 coches ya reservados pero que no se han contabilizado. Lo harán en el cuarto trimestre. 

No es baladí esta prudencia porque supone respaldar la ambición y el objetivo de la compañía. La automovilística se ha comprometido a entregar 50.000 vehículos en el segundo semestre de 2016. Lleva 24.700, con lo que tendrá que acelerar en este cuarto, teniendo en cuenta que es “el más breve” en cuanto a días laborables disponibles para la venta y que “la época de Navidad no es la más favorable para la comercialización de coches”. Los 5.500 reservados ya representan un empujón para cumplir las expectativas- 

La producción del tercer trimestre ascendió a 25.185 unidades, frente a los 13.091 de hace un año, un 25% más que en el segundo trimestre. Esperan fabricar 2.400 unidades a la semana hasta diciembre.

Normas