Editorial

Los avisos que da el comercio

El consumo de los hogares es un termómetro muy fiable de la evolución de la economía, y en el caso de España se ha convertido en el principal sostén del crecimiento. Por eso conviene prestar especial atención a la confianza de los consumidores, que ha iniciado una senda descendente y en septiembre cayó por noveno mes consecutivo hasta regresar a los niveles de principios del pasado año. El hecho de que esa confianza evolucione a la baja frente a una economía que se mantiene a velocidad de crucero, coloca en el centro de atención las dudas que el bloqueo político puede estar empezando a poner sobre las decisiones de compra en los hogares españoles. Un informe recién publicado por Moody’s sobre el comercio minorista en España hace una previsión a tener también muy en cuenta: el crecimiento de las ventas, que en 2015 fue el 3,9%, bajará al 3% este ejercicio y seguirá congelado en ese nivel en 2017. A pesar de que, según la agencia de calificación, la penetración del canal electrónico es aún escasa frente a otras grandes economías europeas y, por tanto, atesora una importante capacidad de crecimiento, y de que el comercio en España se mantiene entre los que mejor evolución desempeñan de Europa, es un frenazo notable. Son dos advertencias del comercio que no debe pasar desapercibidas.

Normas