Corrupción

Correa descarta pedir al juez que anule el juicio de la Gürtel

El desmarque se interpreta como una escenificación de la decisión de colaborar con la Justicia. En el proceso contra la corrupción en el PP están acusadas 37 personas

San Fernando de Henares
 El extesorero del PP Luis Bárcenas (c, arriba), junto a Francisco Correa (d, abajo), presunto cabecilla de la trama Gürtel, Pablo Crespo (i), exsecretario de Organización del PP de Galicia y supuesto número dos de la trama, y Carmen Rodríguez (2i), ex esposa de Francisco Correa, durante el juicio por el caso Gürtel que ha comenzado en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. EFEChema Moya
El extesorero del PP Luis Bárcenas (c, arriba), junto a Francisco Correa (d, abajo), presunto cabecilla de la trama Gürtel, Pablo Crespo (i), exsecretario de Organización del PP de Galicia y supuesto número dos de la trama, y Carmen Rodríguez (2i), ex esposa de Francisco Correa, durante el juicio por el caso Gürtel que ha comenzado en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. EFE/Chema Moya EFE

Francisco Correa, considerado el cabecilla de la trama Gürtel, se ha desmarcado de la mayoría de acusados que han pedido, en la primera sesión del juicio, la nulidad del procedimiento por la ilegalidad de las escuchas que llevaron a la condena de Baltasar Garzón y de las grabaciones que destaparon el caso.

Esta primera sesión se ha centrado en la exposición de las cuestiones previas por parte de 18 de los 37 acusados y el único que no ha presentado ninguna ha sido el principal afectado por esas escuchas, Francisco Correa, que se enfrenta a la pena más elevada: 125 años de cárcel. Tampoco lo ha hecho su exmujer Carmen Rodríguez Quijano.

Este desmarque de Correa se interpreta como una escenificación de la decisión de colaborar con la Justicia de la que ha hecho gala en los días previos al juicio tras designar un nuevo abogado y pagar los 2,2 millones de euros que le reclaman de fianza civil.

La defensa del extesorero Luis Bárcenas sospecha que Correa y otros tres acusados han llegado a algún tipo de acuerdo o “conformidad” con la Fiscalía, por lo que ha pedido al tribunal que reclame al Ministerio Público que aclare si ese es el motivo que le ha llevado a pedir cambiar el turno de los interrogatorios, que en un principio estaba previsto que abriese el líder de la trama.

La fiscal ha pedido concretamente que antes de Correa declaren, por este orden, los acusados Jacobo Gordón, exsocio de Alejandro Agag (yerno del expresidente José María Aznar); el constructor Alfonso García-Pozuelo y el ex edil de Pozuelo Roberto Fernández, solicitud que aún no ha resuelto el tribunal y que ha llevado a otros abogados a intuir que estos cuatro acusados han llegado a algún tipo de acuerdo con Fiscalía.

Tampoco se ha adherido a las peticiones de nulidad José Luis Peñas, exedil de Majadahonda que con sus grabaciones a Correa destapó la trama, si bien ha planteado como cuestión de nulidad la ausencia de lectura previa de sus derechos constitucionales cuando compareció en 2009 ante el instructor que llevó el caso cuando Garzón lo derivó al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el fallecido Antonio Pedreira.

Al hacer esta alegación, el abogado de Peñas ha destacado que no debía interpretarse como un alejamiento de la colaboración del exedil con la justicia, sino que lo hacía en estricto derecho de defensa de su cliente, que se enfrenta a 6 años y 5 meses de cárcel.

Siete de los acusados que hoy han expuesto sus peticiones han reclamado también al tribunal por distintos motivos permiso para ausentarse de las jornadas del juicio que no les afecten directamente, ya que la vista, ha destacado un abogado, puede durar “un año”. Entre ellos, Álvaro Pérez Alonso, “El Bigotes”, que ha alegado “dolencias médicas”.

Antes de las defensas, ha sido el turno de las acusaciones, dos de las cuales, Adade y el PSOE, han reiterado su petición de que el presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy declare como testigo en el juicio, solicitud que ya fue rechazada por el tribunal.

Adade ha justificado esta petición en las acusaciones contra Bárcenas sobre el dinero que supuestamente sustrajo de la contabilidad paralela del partido y luego ocultó en sus cuentas de Suiza.“Es una faceta por la que creo que alguien del PP debería declarar, sobre si realmente hubo esa situación de apoderamiento de recursos del PP”, ha dicho el abogado de esta acusación.

Ana Mato, encausada en este procedimiento en calidad de responsable civil como partícipe a título lucrativo, al igual que el PP, finalmente no ha comparecido al juicio y será representada por la letrada Julia Muñoz Cañas.

El juicio continúa mañana miércoles con la exposición de las cuestiones previas del resto de los acusados y una vez concluida esta fase comenzará la de los interrogatorios.

El juicio comenzó a las once de la mañana, con una hora de retraso, en la Audiencia Nacional. En el banquillo se sientan  37 acusados, entre ellos Luis Bárcenas y varios exalcaldes y consejeros del PP, por la actividad de la red mafiosa liderada por Francisco Correa entre 1999 y 2005.

Uno de los primeros acusados en llegar, a las 9.10 horas, fue el extesorero del PP Luis Bárcenas, que se sienta por primera vez en un banquillo y que ha sido increpado con gritos de “ladrón” y “chorizo” por un grupo de 4 preferentistas apostados a las puertas de la sede de la Audiencia Nacional entre la treintena de cámaras que han registrado desde primera hora los movimientos de los encausados.

Después lo hacía el delator de Gürtel, José Luis Peñas, que por pocos minutos no se ha cruzado con el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, al que grabó las conversaciones que destaparon el caso, y que ha sido recibido por los preferentistas al grito de “maleante”, “sinvergüenza”, “cabrón” y “¡corre, corre!”.

“Baboso”, “parásito” o “panda de gaviotas que teníais que estar en Soto del Real” son otras de las frases que han dedicado a los acusados de Gürtel y de las tarjetas opacas, incluido a Álvaro Pérez Alonso, “El Bigotes”, quien luce ahora barba, les ha mirado desafiante y se ha llevado un “ven si tienes cojones” como respuesta.

La coincidencia de ambos procesos ha mezclado a los 64 ex directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia procesados con los 37 acusados de la Gürtel, entre miembros de la red, políticos y empresarios. El expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández (acusado en las “black“) ha saludado a Correa y a “El Bigotes”.

Los juicios se celebran en las dos salas de que dispone el edificio de nueva construcción de San Fernando de Henares y hoy se espera que en el de las tarjetas opacas declare como acusado el exministro Rodrigo Rato, que deberá testificar también en el juicio de Gürtel.

El macrojuicio contra la trama mafiosa que afecta al PP comienza con las cuestiones previas, en las que las defensas pedirán la nulidad de las grabaciones que hizo Peñas a Correa y que dieron lugar al inicio de la causa, así como de las que ordenó en su día el exjuez Baltasar Garzón y que le valieron su inhabilitación por el Supremo.

También defenderán que el tribunal no puede usar como medio de prueba la documentación que mandó Suiza sobre cuentas de los acusados, entre ellos Bárcenas, que acumuló 48 millones en el país helvético, parte de ese dinero proveniente de comisiones de la Gürtel y otra parte de la “caja B” del PP. La petición de pena más alta de la Fiscalía recae sobre Correa, que se enfrenta a 125 años de cárcel, mientras que para Bárcenas las dos fiscales del caso -Concha Sabadell y Concha Nicolaspiden 42 años y medio.

El que fuera tesorero de Alianza Popular, Ángel Sanchís (8 años), el exconsejero madrileño Alberto López Viejo (46 años), el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (50) o el exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda (15) son otros de los acusados. También figuran, aunque como responsables civiles como partícipes a título lucrativo en los beneficios de Gürtel, la exministra Ana Mato, que finalmente no ha comparecido y estará representada por su abogado, el PP y la esposa de Guillermo Ortega, Gema Matamoros.

 

Normas
Entra en El País para participar