Bolsa y renta fija

Comisiones más baratas en el traspaso de valores

Panel informativo de la Bolsa de Madrid
Panel informativo de la Bolsa de Madrid EFE

Los inversores en Bolsa y renta fija disfrutarán a partir de hoy de un escenario más favorable para traspasar su cartera de valores a otra entidad. Entra en vigor el nuevo marco de comisiones que ha reclamado la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV) a las sociedades de inversión, con el objetivo de poner fin a unas tarifas a menudo desproporcionadas y que según el regulador, llegaban en algunos casos a “dificultar la competencia, al retener a los clientes que no estén dispuestos a asumir un elevado coste por el traspaso”, según la circular emitida el pasado mes de abril.

El documento relata que es habitual que el coste por traspaso de valores para el inversor supere en varias veces el coste que supondrían las comisiones de venta de la cartera, llegando a situaciones extremas como que la comisión de traspaso equivalga a 50 veces el coste de las comisiones de venta. Los elevados precios de la comisión por traspaso, que hasta ahora se ha aplicado de forma generalizada con una tarifa lineal por valor, también eran el equivalente a varias veces la comisión de custodia anual, y en algún caso supondrían el coste de la custodia durante más de 40 años. En el colmo de la comisión por traspaso, la CNMV señala que dicha tarifa llega a alcanzar los 5.000 euros por valor traspasado.

Con la modificación que entra hoy en vigor, la CNMV pone fin a un marco de precios desorbitado y establece que la comisión por traspaso de una cartera de valores se aplique como un porcentaje sobre el importe de los valores traspasados, con la obligación de determinar un importe máximo y sin posibilidad de que haya un importe mínimo.

Los brókeres ya tuvieron que remitir a la CNMV en el mes de septiembre el folleto con las nuevas tarifas, una obligación que ha llevado al conjunto del sector a fuertes recortes de comisiones que abaratarán de forma significativa el traspaso de las carteras a partir de hoy.

Aun así, el inversor deberá tener en cuenta que las comisiones por traspaso de valores internacionales van a ser normalmente superiores a las de los valores nacionales, y asegurarse de que esas comisiones por traspaso quedarán compensadas por unas menores tarifas en la tarea habitual de intermediación de su nuevo bróker.

Bankinter

Es uno de los escasos intermediarios que ya calculaba la comisión por traspaso en forma de porcentaje, como ahora exigirá la CNMV, y no como una tarifa lineal por valor. Así, establece un porcentaje del 0,35% sobre cada valor traspasado, con un máximo de 500 euros. Ha eliminado, eso sí, el importe mínimo, de 10 euros para valores nacionales y de 30 euros para los internacionales, de acuerdo con las exigencias del regulador.

CaixaBank

Es uno de los brókers donde más se va a acusar el descenso de comisiones por traspaso. Hasta el momento, ha aplicado una comisión fija de 50 euros por valor traspasado, que se convertirá en un porcentaje del 0,35% sobre el nominal de la renta fija nacional e internacional o el importe efectivo de los títulos de renta variable tanto nacional como extranjera. El importe máximo es de 100 euros.

Así, para una cartera de un valor de 15.000 euros formada por 5 valores españoles (con una inversión equitativa de 3000 euros en cada uno), el coste del traspaso con las tarifas anteriores era de 250 euros y se reduce a 52,5 euros con las tarifas que hoy se harán efectivas. .

Banco Santander

En el banco que preside Ana Botín el cambio no va a ser tan drástico como en CaixaBank, aunque el porcentaje de la nueva tarifa por traspaso de valores va a ser mayor. Hasta el momento, Banco Santander ha cobrado 30 euros por valor traspasado y a partir de mañana cobrará el 0,5% del importe efectivo traspasado de cada valor, con un máximo de 500 euros. Según el ejemplo anterior, de cobrar 150 euros pasará a cobrar una comisión de 75 euros.

BBVA

En BBVA las tarifas por traspaso de la cartera de valores son similares a las de Santander, tanto antes como después de la aplicación de la circular de la CNMV. Antes del nuevo marco que establece el regulador, la entidad que preside Francisco González aplicaba una comisión lineal de 30,5 euros por valor, que ahora se convierte en una comisión del 0,35% por valor traspasado, con un máximo de 600 euros, superior al de Santander.

Sabadell

En esta entidad, las comisiones por traspaso se aplicaban de forma progresiva, aumentando a medida que crecía el importe efectivo. Así, para una cuantía de hasta 1.000 euros, la tasa ha sido de 3,5 euros para un importe de hasta 10.000, de 35 euros; para traspasos de hasta 50.000 euros, de 175 euros; para importes de 100.000, la tarifa era de 360 euros y para cuantías de hasta 250.000 euros, la comisión era de 875 euros. Las comisiones no son por valor sino sobre el importe efectivo.

Las nuevas tarifas a las que ahora obliga la CNMV en el caso de Sabadell se convierten en un porcentaje del 0,1% por el importe de cada valor nacional traspasado y del 0,2% para los valores internacionales, con un máximo de 100 euros por emisión. En una cartera de 15.000 euros formada por 5 valores, el coste pasa de los 175 euros con el sistema anterior a los 15 euros con el marco de comisiones que hoy se hace efectivo. Un ahorro significativo de 160 euros.

Renta 4

Esta entidad ha venido cobrando una tarifa fija de 30 euros por cada clase de valor traspasado a otro depositario. A partir de hoy, la comisión será del 0,4% sobre el importe. Para el traspaso de los 3.000 euros por valor del ejemplo, la comisión se reduce de los 30 euros por títulos a 12 euros. El ahorro se pierde sin embargo en cantidades más elevadas. Así si los 15.000 euros del ejemplo se invierten en un solo valor, el coste del traspaso será 60 euros y no los 30 euros anteriores.

Banco Popular

La entidad cobraba la comisión más alta por traspaso de la cartera de valores. La tarifa anterior era de 100 euros por cada clase de valor y ahora la tarifa se establece en un porcentaje del 0,65% para valores en mercados nacionales y del 1,1% en mercado extranjeros, con un máximo en ambas situaciones de 1.000 euros. El ahorro para la cartera del ejemplo es de 402,5 euros.

Normas