Supervisión

Elvira Rodríguez dejará la CNMV salvo acuerdo 'in extremis'

La presidenta y la vicepresidenta del supervisor caducarán el 6 de octubre. PSOE y Ciudadanos se han negado a mantenerlas. El Gobierno busca un pacto que a día de hoy no existe.

CNMV
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.

La presidenta y la vicepresidenta del supervisor caducarán el 6 de octubre. PSOE y Ciudadanos se han negado a mantenerlas. Salvo que se llegue a un acuerdo de última hora para firmar un decreto ley para que pueda seguir en funciones, la CNMV tendrá que seguir adelante sin su cúpula.

La falta de Gobierno está a punto de poner en solfa uno de los organismos clave de España. El supervisor de los mercados cuenta con seis consejeros y cuatro de ellos, incluidas la presidenta, Elvira Rodríguez, y la vicepresidenta, Lourdes Centeno, cesarán de sus puestos en los próximos días. 

María Rosa Sánchez-Yebra, consejera de la CNMV como responsable del Tesoro, se irá al Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, y Fernando Restoy, en representación del Banco de España, ocupará un puesto en el Banco de Pagos Internacionales. Elvira Rodríguez y Lourdes Centeno decaerán automáticamente el 6 de octubre.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha negociado con el PSOE y con Ciudadanos un real decreto para dar continuidad a la actual cúpula a través de un real decreto. Ellas seguirían en sus puestos hasta que hubiera un Gobierno. Pero ambas formaciones políticas se han negado, según fuentes conocedoras de las negociaciones. A día de hoy no hay acuerdo, pero todavía queda tiempo para llegar a un acuerdo, señalan estas fuentes. 

Si Elvira Rodríguez y Lourdes Centeno decaen quedaría un consejo reducido a la mínima expresión. Quedarían, de entrada, cuatro personas: Rosa Sánchez-Yebra, Fernando Restoy –aunque estos dos tendrían fecha de caducidad– Beatriz Gloria Viana Miguel  y Juan Manuel Santos-Suárez Márquez. Este último quedaría como presidente en funciones, debido a que es el de mayor edad. La quinta persona que acudiría al órgano de toma de decisiones, el secretario, Fabio Pascua Mateo, no tendría voto. 

El reglamento del régimen interior de la CNMV es muy claro. Para que el consejo del supervisor pueda ejercer como tal se requiere, en primera convocatoria, de la presencia de un presidente y del secretario y al menos tres miembros más. Esto se cumpliría ahora sin Elvira Rodríguez ni Lourdes Centeno. En segunda convocatoria los requisitos bajan a la presencia del presidente y del secretario y de dos de sus miembros. Es decir, para que pueda seguir funcionando se necesitan como mínimo cuatro personas en el consejo. 

Hasta diciembre, por lo tanto, seguiría funcionando, puesto que Rosa Sánchez-Yebra tomará posesión de su cargo en el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa en diciembre. Fernando Restoy, por su parte, entrará en el BIS de forma oficial el 1 de enero de 2017. Hasta que se marchen ambos, el consejo tendrá poderes, pues estará constituido por el presidente en funciones, el secretario y tres consejeros.

La presidenta del organismo supervisor lleva desde hace meses proponiendo soluciones al Gobierno para mantenerse en funciones en caso de que a fecha de hoy no hubiera un Ejecutivo formado, como publicó CincoDías el pasado 10 de mayo. Ese es el deseo de Elvira Rodríguez, y fuentes conocedoras advierten que hasta el 6 de octubre hay tiempo.

 

Normas