Operación con derivados

Sacyr reduce en 213 millones su deuda con la venta de un 1,4% de Repsol

Manuel Manrique, presidente de Sacyr, en la última junta de accionistas de Sacyr.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr, en la última junta de accionistas de Sacyr.

Sacyr ha realizado una operación con derivados financieros por la que ha vendido un compromiso de compra de 20 millones de acciones de Repsol, correspondientes al 1,4% del capital, para cubrirse de la caída en Bolsa de la petrolera.

En un comunicado remitido a la CNMV, Sacyr explica que ha contratado una cobertura sobre 20 millones de títulos de su participada Repsol a través de una operación de derivados  financieros.

Con ello, busca protegerse de las caídas en Bolsa de Repsol al tiempo que hace caja por el equivalente al 1,4% del capital de la petrolera. En la práctica, esta operación financiera implica la venta de esos títulos.

Sacyr, no obstante, deja la puerta abierta a obtener un plus de efectivo en caso de que Repsol continúe al alza en Bolsa. El jueves cerró a 12,1 euros por acción, cuando el derivado se ha hecho a un precio de 10,7 euros.

La constructora destinará dichos 213 millones a amortizar parcialmente parte del préstamo sindicado formalizado por Sacyr para la adquisición de Repsol. De esta forma, la deuda que tiene Sacyr asociada a la compra del 8,5% de Repsol queda reducida en 1.087 millones.

Esta última amortización se suma a la realizada en junio por importe de 317 millones y a la ejecutada un año antes por importe de 600 millones, gracias a la venta a Merlin de Testa.

 

Normas