Coyuntura económica

Los precios vuelven a subir tras catorce meses seguidos de caídas

Inflación Ampliar foto

Los precios subieron en septiembre por primera vez en 14 meses. En concreto, el Instituto Nacional de Estadística (INE) facilitó ayer el dato adelantado del Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes pasado, que se anotó un incremento del 0,3% en comparación con septiembre de 2015.

De esta forma se interrumpió la senda bajista de los precios que acumulaba prácticamente dos años de tasas negativas, con la excepción de junio y julio de 2015, cuando se registraron sendos y tímidos avances del 0,1% cada mes.

Salarios y pensiones, pendientes del IPC

Los salarios pactados en los convenios colectivos han subido un 0,5% en 2014 y un 0,75% en 2015, durante los dos años en los que los precios hanestado en tasas negativas en la inmensa mayoría de los meses.

Esto ha supuesto que los descensos de precios registrados en estos dos ejercicios se hayan sumado al alza salarial generando aumentos de poder adquisitivo, tal y como argumentan reiteradamente los empresarios y el Gobierno.

En este escenario, el repunte de los precios registrado en septiembre pasado no supondrá aún pérdida de poder adquisitivo, ya que en lo que va de año los salarios pactados también han experimentado un repunte, creciendo ligeramente por encima del 1%. De esta forma, los trabajadores aún ganarían más de medio punto de poder de compra.

En cuanto a las pensiones, se prevé que aumenten un 0,25%, que es el mínimo que prevé la ley, por lo que dependerá de como evolucione el IPC hasta fin de año para determinar si los pensionistas pierden o no poder adquisitivo, algo que no se descarta que pueda ocurrir.

Si este dato adelantado se confirma el próximo 14 de octubre, el IPC se habría incrementado cuatro décimas en términos interanuales desde el -0,1% registrado en agosto. El INE explicó ayer que este repunte “obedece principalmente a la subida de los precios de los carburantes (gasóleo y gasolina) y de la electricidad, frente a la bajada que experimentaron en 2015”.

Lo que hicieron los precios energéticos fue caer menos que hace un año. De hecho, en septiembre de 2015 se produjo el principal hundimiento del coste de la energía, con una caída interanual del 13,6%. En septiembre de 2016 el descenso de estos precios se habría moderado, algo que ya ocurrió en agosto pasado, cuando el retroceso era del 9,1%.

¿Qué ha ocurrido en estos 14 meses consecutivos con los precios planos o en negativo? Durante este tiempo, los precios de la energía han sido los que han estado arrastrando a la baja del IPC con mayor intensidad. Por el contrario la inflación de las manufacturas, donde los expertos apuntan que hay más competencia, ha estado en positivo y rondando incrementos de más de medio punto. Igualmente, los precios de la alimentación estuvieron en positivo la inmensa mayoría de estos meses y fueron los precios de la hostelería y el turismo los que presionaron más al alza del índice, con incrementos superiores al 1% en la mayoría de estos meses. Si bien, se observa una clara desaceleración en la inflación de los precios de la actividad turística en los últimos cinco meses:en agosto pasado crecían un 0,7% interanual, la mitad que en marzo (1,6%).

Según este comportamiento de los precios, la inflación subyacente (que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos) volverá a superar con toda seguridad el 1% (subía un 0,9% en agosto). Además, el principio de acuerdo de recorte de la producción alcanzado el miércoles en el seno de la OPEP, apunta a próximas alzas de la inflación en el corto plazo. Los expertos consultados para la elaboración del panel de Funcas auguran que cerrará con un alza del 1,3%.

El INE también facilitó ayer la variación anual del indicador adelantado de IPC armonizado (IPCA), que sirve para comparar los precios con los de resto de países de Europa, que se situó en septiembre en el 0,1%, cuatro décimas superior a la tasa de agosto.

 

 

Normas
Entra en El País para participar