Comida a domicilio

La Nevera Roja desaparece tras culminar su compra por Just Eat

La empresa danesa despide al 66% de la plantilla de la española

Una usuaria del servicio de entregas con robot de Just Eat.
Una usuaria del servicio de entregas con robot de Just Eat.

La Nevera Roja, el popular servicio online para pedir comida a domicilio, echa el cierre a su página web. A partir del 1 de octubre, la compañía quedará integrada en Just Eat, según ha explicado este lunes a Cinco Días el presidente del grupo en España, Jesús Rebollo. Este movimiento supone la desaparición de la marca de la start-up española, que se diluye en la del gigante danés, presente en 13 países. Tras la operación, Just Eat mantendrá 17 de los 50 trabajadores que formaban la plantilla de La Nevera Roja, según ha detallado Rebollo. Una decisión que supone el despido del 66% de los trabajadores de la firma española.

Fue en febrero de este año cuando Just Eat adquirió la compañía española. Por un montante total de 125 millones de euros, la compra incluyó también las divisiones en Brasil y México de Hellofood y la italiana Pizza Bo. El cierre de La Nevera Roja supone la culminación de este proceso y “la consolidación de la marca Just Eat en España”, ha aclarado el máximo responsable de la compañía en España. El ejecutivo ha defendido que la fusión entre ambas webs busca también “concentrar esfuerzos en inversión y estrategia”.

El presidente de Just Eat en España aseguró que la desaparición de La Nevera Roja no choca con los dictados de la CNMC. Competencia aprobó en mayo la compra, para lo que estableció tres condiciones al visto bueno de la operación: comunicársela a los clientes en menos de dos semanas, no exigir ningún tipo de exclusividad a los restaurantes afiliados, ni penalizarlos por vincularse a otras plataformas competidoras.

En los nueve meses que separan el anuncio de la compra, el nuevo grupo empresarial ha cumplido sus expectativas, según Rebollo. En el momento de la adquisición, Just Eat calculaba que la operación tendría un impacto positivo en su ebitda para 2016 de cinco millones de libras (5,7 millones de euros) y de 11,5 millones de euros para 2018. De cara al futuro, el objetivo de la firma es seguir aumentando la cuota de mercado y ganar la partida a los pedidos telefónicos, que son del 92%. “Creceremos por encima de los tres dígitos”, ha afirmado.

La historia de una ‘startup’ de éxito

La historia de La Nevera Roja, que termina el próximo 1 de octubre, es la de un relato de éxito en el emprendimiento español. Íñigo Juantegui y José del Barrio abandonaron en 2010 sus trabajos como consultores para montar una web de petición de comida a domicilio con un capital inicial de 20.000 euros. Cinco años después, Rocket Internet la compró por 85 millones de euros, aunque un año más tarde se deshizo de ella vendiéndola a Just Eat por una cantidad inferior.

En ese momento, esta compañía copaba el 50% de este mercado, mientras La Nevera Roja dominaba entre el 20% y 30%, según la CNMC. Ylos movimientos en este sector no cesan. Tras esa operación, su rival Take Eat Easy decidió clausurar su web y Deliveroo ha logrado cerrar una ronda de financiación por 247 millones.

Normas