Breakingviews

La generosidad fiscal de Irlanda

El Gobierno irlandés podría retirar progresivamente el impuesto introducido durante la crisis financiera a todos los ingresos de los trabajadores.

Bandera de Irlanda en la oficina central de correos de Dublín.
Bandera de Irlanda en la oficina central de correos de Dublín.

El Gobierno Irlandés podría comenzar a eliminar el impopular impuesto a los ingresos en su presupuesto del próximo mes. Su fuerte recuperación económica permitiría reducir esta tasa que retiene un 8% de todos los ingresos. Dar golosinas a los trabajadores también ayudaría a acallar las peticiones para que Irlanda acepte los 13 millones de euros en impuestos atrasados que la Comisión Europea quiere que Apple le pague.

La coalición del primer ministro Enda Kenny ya había presentado planes para eliminar la denominada carga social universal a principios de este año, pero la reciente revelación de que el gigante de la tecnología estadounidense ha pagado impuestos por un valor de tan solo el 0,005% de sus ganancias irlandesas en 2014 ha incrementado la presión política para hacer alguna concesión a unos contribuyentes golpeados por la austeridad.

Irlanda registra un superávit presupuestario antes del pago de intereses, y la deuda pública se redujo al 79% del PIB a finales de 2015, desde el casi 120% de hace tres años, pero recortar una fuente clave de ingresos no está exento de riesgos en la que es una de las economías más volátiles y abiertas de Europa. La mejora de su ratio de deuda se ve favorecida por las distorsiones en el PIB de Irlanda, que creció más de un 26% el año pasado por la actividad de las multinacionales que operan en su territorio. La deuda nacional aún se sitúa en 184.000 millones de euros.

Aceptar la decisión de la Comisión Europea reduciría esa deuda. Sin embargo, el gobierno irlandés se ha unido a Apple en el rechazo a la decisión por temor a que eso ahuyente a otras empresas. Al menos, el presupuesto debería en cierta medida intentar acallar las quejas de que Irlanda solo rebaja los impuestos a las multinacionales estadounidenses.

Normas