Las pymes viven su mejor periodo de pago desde 2008

Por su parte, la proporción de deuda comercial en retraso de pago sobre el periodo legal se sitúa en el 71,5%

pymes

Aunque lentamente, el periodo medio de pago de las operaciones comerciales entre pymes continúa moderándose. Según se desprende del último Boletín de Morosidad de Cepyme, este indicador durante el primer trimestre de 2016 se situó por debajo de los 80 días.

La cifra supone el registro mínimo histórico de la serie, que data de 2008. Por su parte, la proporción de deuda comercial en retraso de pago sobre el periodo legal se sitúa en el 71,5%, aumentando en 2 décimas respecto al trimestre anterior.

Al igual que en otras ediciones de este documento, la trayectoria circular descrita por el porcentaje de deuda comercial y el periodo medio de pago evidencia la necesidad de emprender reformas estructurales de calado que permitan reducir los niveles actuales de morosidad.

Entre las posibles medidas regulatorias, destacaría la reducción del periodo legal de pago actual de 60 días a niveles convergentes al de los principales socios europeos, como Alemania, Reino Unido, Francia o incluso Portugal.

Otra petición de Cepyme es, con carácter general, la introducción de incentivos más potentes al cumplimiento de los plazos legales. Entre los mismos destacan, la elevación de las sanciones a las entidades que, presentando indicadores de solvencia y liquidez suficiente para cumplir sus obligaciones de pago, retrasan sistemáticamente el pago de sus deudas con proveedores.

El 43,1% de las pymes encuestadas tiene facturas pendientes de cobro. De este colectivo, el 6% declara que el importe de sus facturas con retraso de cobro representa más del 20% de su cifras de ventas. De hecho, el 70% de dichos importes no superan el 5% de las ventas.

Normas