1.000 empresas inspiradoras en Europa

Las pymes españolas líderes en empleo

Aumentar la facturación y registrar patentes, la asignatura pendiente

Luca Peyrano, consejero delegado de Elite; Íñigo Fernández de Mesa, secretario de Estado de Economía, y Antonio Garamendi, presidente de Cepyme.
Luca Peyrano, consejero delegado de Elite; Íñigo Fernández de Mesa, secretario de Estado de Economía, y Antonio Garamendi, presidente de Cepyme.

El empleo en España creció al ritmo del 0,5% hasta el mes de agosto, superando en dos décimas a Alemania (0,3%) y en tres a Francia (0,2%) y por encima de las media, tanto de la Europa de los 28 (0,3%) como de la Eurozona (0,4%), según datos de Eurostat.

De la mejora en el ámbito laboral, las pequeñas y medianas empresas son las grandes protagonistas. El informe 1.000 compañías que inspiran a Europa, elaborado por la London Stock Exchange Group en asociación con Elite y presentado en Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa) refleja que las 75 pymes inspiradoras. con nombre y apellido español, han crecido un 77% de media anual en términos de creación de empleo.

Estos datos las colocan 11 puntos por encima de sus primas europeas (66%), así como 14 por encima de las de Francia (63%) y 36 de las de Italia (41%). Y lo que es aun más llamativo quintuplican, de largo, a las alemanas, que registran solo un 11% en el índice.
Así “las empresas españolas muestran en general mejores resultados que el resto de las analizadas”, afirmaba Luca Peyrano, consejero delegado de Elite, London Stock Exchange Group.

De hecho, en los niveles promedios de crecimiento anual, las pequeñas compañías españolas registraron un 120%, frente al 71% de Europa. Donde por el momento vamos a la zaga es en facturación. Mientras que los marcadores de Alemania, Italia o Francia apuntan un promedio de 83,4 millones de euros, 55 millones y 50 millones euros respectivamente, las pymes españolas facturan de media 41 millones. Misma circunstancia se da en el caso de patentes y marcas. Aquí, el país germano se sitúa a la cabeza con 2.040 registros. Muy lejos de los 384 de los franceses y de los 226 inscritos por pymes españolas.

Para ser inspiradora se exigen también “innovación, internacionalización, capacidad de crear empleo y una facturación mínima de 20 millones de euros”, explicó Marta Testi, directora del equipo asesor de London Stock Exchange Group.

Molecor, dedicada al desarrollo de tecnología molecular para su aplicación en la canalización de agua, es una de las 75 pymes españolas del ranking. Su director de operaciones, Antonio Arena, coincide con Testi “Internacionalización e innovación”. Ingredientes a añadir a “esfuerzo, profesionalidad –tanto tuya como la de tu gente– y pasión”. Me preocupa que “más del 80%, tanto de nuestra facturación, como la de cualquier empresa, dependa de los mercados exteriores. El local debe ser uno de los mercados fundamentales para el crecimiento. para evitar el riesgo que suponen posibles deslocalizaciones futuras”.

El crecimiento medio de ventas anual se sitúa en el 120% y la facturación en 41 millones de euros

En cuanto a la innovación, Laura Erra, vicepresidenta y directora financiera de Liquats Vegetals, se lamentó de la falta de coordinación a la que se tienen que enfrentar las pequeñas y medianas españolas “si las distintas Administraciones no tienen un objetivo común, ¿cómo van a ayudarnos? Tenemos muy poco soporte a todos los niveles”.

Aseveración a la que también se suma Arena “es muy complejo pelear con las trabas administrativas y burocráticas con las que nos encontramos día a día en Ayuntamientos, comunidades, etc…”.. Esta situación podría incluso agravarse de continuar la incertidumbre. Antonio Garamendi, presidente de Cepyme, pedía a los políticos que den un paso adelante para “recuperar la estabilidad que nos merecemos.

Y es que los efectos ya se empiezan a notar y las empresas se están viendo obligadas a modificar su hoja de ruta. En este sentido Ana Victoria Ugidos, presidenta de BTSA, se lamentaba “tenemos tres proyectos, en consorcio con otras empresas, colgados porque se están quedando sin fondos. Sería una pena que tuviéramos que irnos fuera para poder llevarlos adelante”.

Un club exclusivo para financiarse

Foto de familia de algunos de los representantes de las 75 empresas inspiradoras.
Foto de familia de algunos de los representantes de las 75 empresas inspiradoras.

Entre las mayores dificultades con las que se encuentran las pequeñas y medianas empresas está la de aumentar su tamaño. Precisamente este es el alma matter que llevó a London Stock Echange Group a poner en marcha Elite un “catalizador”, en palabras de Peyrano, que pretende “dotar a las pymes de herramientas institucionales, financieras y de asesoramiento para que puedan crecer”.

Un interés que ha llevado a la comunidad a poner en marcha el ‘Elite Club Deal’. Este proyecto, que desde junio se encuentra en fase piloto, se convertirá, a final de año en la primera plataforma de financiación colectiva para pymes. “La diferencia con el crowdfunding es que en ésta sólo tendrán cabida inversores institucionales y empresas”, aclaró Testi.

La idea ha calado hondo y a mediados del año próximo España tendrá su propia Elite de manos de Cepyme. Era el propio Antonio Garamendi quien lo anunciaba durante la presentación del informe “no vamos a parar. Estamos buscando 500 empresas para ayudarlas a crecer”, aseveró.

Normas