Movilización en Cataluña

Puigdemont acelera hacia la independencia en una Diada masiva

El president avanza que pedirá un referéndum este mes y convocará “elecciones constituyentes”en un año

Cataluña celebró ayer su Diada más independentista. Los catalanes acudieron ayer multitudinariamente a celebrar el día de su comunidad en los numerosos actos y las cinco manifestaciones convocadas a lo largo de todo el día en las cuatro provincias catalanas. Pero una de las cosas más significativas de la Diada de ayer fue que, por primera vez un presidente catalán rompió la neutralidad de su cargo y acudió a una manifestación independentista en las celebraciones de la Diada. En concreto, Carles Puigdemont acudió a la marcha organizada en Salt, municipio de Girona del que fue alcalde.

Además, esta participación estuvo precedida de un anuncio: Puigdemont avanzó que aprovechará su intervención en el debate de la cuestión de confianza al que se someterá el 28 de septiembre en el Parlament para plantear al Estado una propuesta de referéndum en Cataluña. En una rueda de prensa exclusivamente para corresponsales extranjeros, Puigdemont explicó que la idea de hacer un referéndum sobre la independencia en los próximos meses se está “estudiando” pero “de momento” lo que prevé la vigente hoja de ruta del Govern es celebrar unas “elecciones constituyentes” en 2017.

Pese a que el Gobierno central y las Cortes han rechazado en reiteradas ocasiones las peticiones catalanas para celebrar un referéndum con garantías legales, Puigdemont reiteró: “Voy a insistir el día 28 en hacer una propuesta en este sentido a la política española”. Así, Puigdemont baraja un referéndum pactado o unas elecciones constituyentes, como mecanismo para que los catalanes decidan sin mencionar, por ahora, el referéndum unilateral que demanda la CUP.

En cuanto a la fecha de las elecciones constituyentes, dijo: “La próxima celebración de la Diada espero que hayamos hecho las cosas tan bien que yo ya esté en funciones”. Es más, confió en que en julio de 2017 el Parlament ya haya acabado todas las leyes necesarias para poder concretar la independencia. Así, cree que, dentro de un año, el 11 de septiembre de 2017, Cataluña habrá convocado ya sus elecciones y estará “en tránsito exacto de la postautonomía a la preindependencia. El país estará preparado para ser un Estado independiente”.

El año que viene la Diada cae en lunes, por lo que, para hacer coincidir el día con la campaña electoral, las elecciones deberían ser el 17 de septiembre o el 24. Puigdemont cree que, dentro de un año, el 11 de septiembre de 2017, Cataluña estará "en tránsito exacto de la postautonomía a la preindependencia. El país estará preparado para ser un Estado independiente".

El socio de Puigdemont en el Govern, Oriol Junqueras (ERC) resumió estos planes asegurando que la de ayer fue “la última Diada antes de la independencia”.

Con ambos anuncios, Puigdemont da pistas del calendario que pretende seguir el año próximo, clave para el proceso soberanista que Cataluña inició en 2012, un 2017 en el que el Govern y los partidos independentista que le apoyan quieren culminar el camino hacia el Estado catalán.

No al referéndum unilateral

No obstante, Puigdemont contempla el referéndum pactado o las elecciones constituyentes como mecanismo para que los catalanes decidan y, por el contrario, no entra por ahora en sus planes convocar un referéndum unilateral de independencia desde la Generalitat: “En nuestra hoja de ruta lo que hoy es vigente son las elecciones constituyentes”.

“Se estudia --el referéndum unilateral--, pero de momento estamos ahí”, ha zanjado Puigdemont, precisando pues que el Govern ha estudiado como impulsar este mecanismo unilateral, pero de momento no entra en sus planes.

También ha afirmado que las eventuales sentencias que dictamine el Tribunal Constitucional (TC) contra medidas que tome el Parlamento catalán no serán escuchadas: “Cuando el parlamento catalán decida aprobar las leyes que decida aprobar, esto es lo que valdrá”.

Actos conmemorativos

En este escenario, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell ha hecho hoy un llamamiento a los catalanes para que salagan hoy a las calles, con motivo de la celebración de la Diada (día de Cataluña) y "defender" allí las instituciones catalanas y la libertad de expresión.

Igualmente, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que a diferencia del año pasado, hoy sí acudirá a los actos conmemorativos, ha pedido también que se participe en los actos organizados para celebrar la Diada porque es en las calles donde se conquistan los derechos y libertades, ha dicho.

La celebración de la Diada está enmarcada este año en un ambiente crispado en Cataluña por el "proceso de desconexión" del Estado abierto por el Parlament y por la próxima moción de confianza a la que se someterá el presidente catalán, Carles Puigdemont.

En esta misma línea, el presidente de ERC y vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqeras, ha vaticinado que este año "será la última Diada antes de la independencia de Cataluña". Junqueras también ha arremetido contra las palabras de ayer del Ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, quien aseguró que el "desafío soberanista" es el más importante de todos los que se enfrenta España "porque de una crisis se sale; un ataque terrorista, se supera; pero la disolución de España es absolutamente irreversible".

Por su parte, el coordinador general del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, ha llamado a los partidos que no están a favor de la independencia a “defender la democracia porque las instituciones catalanas la han puesto en riesgo”, en el acto que ha celebrado el PP de Cataluña este domingo con motivo de la Diada de Cataluña.

“Frente al radicalismo del independentismo la única respuesta son ideas claras”, ha dicho, y ha acusado al Govern de desconectar de sus responsabilidades y de dividir y separar a la sociedad catalana en función de su apoyo o no al proceso soberanista.

El líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, por su parte, ha hecho hoy un llamamiento a participar en la Diada ante las “agresiones constantes” del Estado y del Gobierno en contra el autogobierno catalán y para defender la celebración de un referéndum como vía para solucionar la situación de Cataluña.

Los partidos constitucionalistas, por separado

Los dirigentes catalanes del PSC, PPC y Ciudatans celebraron ayer la Diada por se parado, al margen de los actos organizados por las formaciones independentistas que gobiernan Cataluña.
El líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, pidió a los partidos no secesionistas que abandonen “las debilidades y las ambigüedades” y que se unan para “defender la democracia” porque, “frente al radicalismo del independentismo, la única respuesta es ideas claras (...) no se trata de si somos de derechas o de izquierda, autonomistas o federalistas”, sostuvo.
Por su parte, el primer secretario de los socialistas catalanes (PSC), Miquel Iceta, acusó al Govern de Puigdemont de “desconectar de la realidad” al querer desplegar una hoja de ruta “condenada al fracaso”, ya que en Cataluña no hay una “mayoría para la independencia”.
La dirigente de Ciudadanos en Cataluña Inés Arrimadas acusó a Puigdemont, de “alimentar la confrontación” con el Gobierno.
El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que asistieron junto a a un acto Sant Boi de Llobregat (Barcelona) reivindicaron el derecho a decidir de los catalanes. Si bien para ello “no hay espera que valga, pero tampoco hay prisa que valga”, dijo Doménech.

Normas