Telecomunicaciones
Telefónica
Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.

Telefónica llevará la fibra a 25 millones de hogares en 2020

Cerrará 2016 con más clientes de fibra que de cobre

Elevará a 50 Mbps la velocidad de referencia en las conexiones de fibra

Acelera la apuesta en la producción audiovisual con una inversión de 70 millones

Transformación total en Telefónica. La operadora ha señalado que 2016 será el primer ejercicio que se cierre con un mayor número de clientes de fibra óptica que de cobre en el mercado residencial. La empresa mantiene como objetivo final el apagado de las redes de cobre.

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, ha señalado este jueves que la compañía llevará la fibra a 20 millones de hogares en 2017 para alcanzar el objetivo final de 25 millones en 2020. De esta forma, España se convertirá en el tercer país más conectado del mundo por detrás de Japón y Corea. En un encuentro con los medios de comunicación en el seno del XXX Encuentro de Telecomunicaciones que organiza la patronal Ametic en la UIMP de Santander, el directivo indicó que, en la actualidad, España es el país con mayor despliegue de fibra hasta el hogar, y tiene más conexiones que Francia, Alemania, Italia y Reino Unido juntas.

Gilpérez, no obstante, señaló que todo dependerá de los precios de la oferta mayorista de fibra que debe establecer la CNMC, del dinero y de la evolución de otras filiales del grupo. “Esto es una ralentización del despliegue porque la regulación me ha obligado a buscar otras prioridades. Con otras condiciones, habríamos alcanzado los objetivos de la Agenda Digital tres años antes”, advirtió el ejecutivo, en alusión a la nueva normativa implantada por la autoridad reguladora.

En este sentido, indicó que la máxima prioridad de la compañía se centrará en las zonas donde tiene fibra, como por ejemplo cubrir todas las casas en las grandes ciudades.

Telefónica cuenta con 16 millones de hogares conectados en este momento. Las 66 grandes ciudades donde Telefónica no tendrá que abrir su red a los competidores, tal y como establece la regulación, suponen cerca del 60% del despliegue ya realizado. “Se ha hecho con mucho esfuerzo. Hemos invertido 11.000 millones entre 2010 y 2015 en la creación de redes de nueva generación, con son capacidades digitales”, afirmó.

En términos comerciales, Gilpérez dijo que la empresa lanzará en octubre la que será nueva velocidad de referencia en fibra, que pasará de 30 a 50 Mbps.

Dentro de las iniciativas de impulso de negocios en el mundo digital, Gilpérez destacó que Telefónica ha reforzado la apuesta por los contenidos. “No basta con comprar, sino también con desarrollar. Estamos colaborando con otras productoras para crear el principal núcleo de producción audiovisual en Europa y la principal en habla hispana”, aseguró.

El directivo indicó que Telefónica está colaborando grupos como RTVE, Atresmedia y Mediaset este macroproyecto de producción de cine y series. Gilpérez indicó que la teleco proyecta una inversión de 70 millones de euros este año en ocho grandes series. “Ahora hay nueve proyectos con el objetivo de alcanzar los 20. Serán de ficción, tocando todos los géneros”, destacó el ejecutivo, quien señaló que hay más de 1.000 personas trabajando.

Con respecto a la polémica sobre los precios pagados por el fútbol en España, Gilpérez indicó que es difícil de saber si se ha pagado demasiado o se he pagado demasiado poco. El ejecutivo dijo que los clientes están muy satisfechos porque la empresa está registrando un alto grado de contratación durante el verano. “No veo que Telefónica haya pagado demasiado, somos capaces de rentabilizar, no vemos una erosión en el margen de ebitda”, dijo Gilpérez, quien bromeó con que “me hubiera gustado pagar menos”.

El presidente de Telefónica España defendió la calidad de los contenidos del fútbol y señaló que cuando se compara la liga española con que se ha pagado en Inglaterra o Alemania, se ve que se ha pagado menos frente a los contenidos de calidad de la liga española.

En relación a la subasta de los derechos, criticada por otras operadoras, Gilpérez señaló que a sus “competidores, cuando no les gusta algo, dicen que hay que cambiarlo”. El ejecutivo precisó que hay subastas en todo, citando el ejemplo de la administración pública.

Con respecto a la presión fiscal que sufre el sector, Gilpérez reconoció que es muy fuerte, indicando que las telecos necesita una revisión fiscal. En cualquier caso, ante la petición de Orange de tener la misma fiscalidad de Telefónica, el directivo aseguró que su compañía paga más impuestos que sus competidores.

Asimismo, ante la situación política actual en España con la ausencia de Gobierno, Gilpérez indicó que los negocios van bien. “Todos queremos tener Gobierno, pero los datos fríos son positivos. En las grandes empresas hay actividades, al menos en el sector que nosotros nos dedicamos”, afirmó.

Normas
Entra en EL PAÍS