La incertidumbre plantea dudas al ahorrador

¿Qué elijo, un depósito al 0% o más rentabilidad con mayor riesgo?

depósitos bancarios

No es nuevo. Encontrar alta rentabilidad para nuestros ahorros sin asumir ningún riesgo es tan difícil como encontrar esquinas en el mar. La política de bajada de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo con Mario Draghi a la cabeza –recordemos que en la última actualización decidió mantener los tipos en el 0%- ha provocado que el producto estrella más tradicional de ahorro como lo es el depósito, haya perdido prácticamente todo el interés desde el punto de vista de la rentabilidad.

Al finalizar 2015, nos encontrábamos con que según los datos de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) los depósitos seguían siendo el producto favorito para el ahorro de las familias, pero que había descendido su número en la cartera de las familias, del 43,2% en 2010, al 38,7% en 2015.

Ante una baja rentabilidad del producto estrella, los ahorradores buscaron alternativas para sacar provecho a sus ahorros, de modo que los fondos de inversión durante 2015 aumentaron su saldo un 12,2% según Inverco.

  • Del depósito al fondo y del fondo de nuevo al depósito

Se experimentó entonces una tendencia clara de búsqueda de una mayor rentabilidad aunque eso significara asumir un mayor riesgo, pasando de un producto como un depósito a plazo fijo a un fondo de inversión (del tipo que fuera, supone un mayor riesgo que un depósito, incluso los más conservadores).

Pero la inestabilidad de los mercados, las caídas de las bolsas internacionales como China, la incertidumbre en países como Brasil o las consecuencias del Brexit han provocado cambios en la mentalidad del ahorrador. La tolerancia al riesgo se vuelve a reducir y son muchos los que han decidido volver a un producto tradicional como un depósito a pesar de su muy baja rentabilidad si con ello el riesgo a asumir es mínimo.

  • ¿Qué opciones interesantes existen en el mercado de los depósitos?

Como decimos es un producto tradicional, un clásico entre los clásicos del ahorro, pero lo cierto es que hoy en día son pocas las entidades que ofrecen depósitos por encima del 1%. Es más, los hay incluso que ofrecen depósitos con rentabilidades del 0,05%. Es algo que precisamente se está detectando, ahorradores que prefieren una rentabilidad cercana al 0% pero sin asumir los riesgos que asumían con los fondos de inversión.

A pesar de ello, aún quedan entidades con productos con rentabilidades interesantes. Por ejemplo nos encontramos con el depósito a 3 años de CA Consumer Finance al 1,60% de rentabilidad, los depósitos MIX de Banco Mediolanum (supeditados a contratar simultáneamente un producto comercializado por Banco Mediolanum), con rentabilidad de 1,25%, 1,75% o 4,0% todos con un plazo de 6 meses, o por ejemplo el depósito a 3 meses de Self Bank con una rentabilidad de 2,50%.

Hay que tener claro que hoy día, tal y como dice Pau A. Monserrat, economista y director editorial de iAhorro.com, “cualquier producto cuya rentabilidad real sea positiva implica asumir un riesgo de perder capital o de no disponer en cualquier momento de la inversión (liquidez). El interés sin riesgo no existe.”

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta, es asegurarse de que las entidades están adheridas a algún Fondo de Garantía de Depósitos por el que se garantice hasta cierta cantidad la inversión, normalmente hasta 100.000 euros. Es un modo de minimizar aún más el poco riesgo de los depósitos.

Normas