Parálisis política

El Gobierno alerta ya sobre el posible daño a la economía

La vicepresidenta del Gobierno en funciones advierte que no presentar los presupuestos generales de 2016 "tiene un coste" que los españoles tendrán que pagar "de su bolsillo"

El Ejecutivo estudiará "concienzudamente" si puede actualizar las pensiones y los salarios de los funcionarios

Atlas

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado hoy que hay ya algunos datos que ponen de manifiesto que puede haber una pérdida de confianza en la economía y, por ello, ha reiterado la necesidad de superar la inestabilidad política.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha destacado, por ejemplo, la disminución de la demanda de crédito de las pymes. Además continuó con la voz de alarma al asegurar que “hace falta un gobierno con urgencia” porque no formarlo “tiene un coste” que los españoles pueden empezar a pagar “de su bolsillo” al ser “absolutamente ilegal” presentar un nuevo presupuesto. “Sería absolutamente ilegal e inconstitucional” que un Gobierno en funciones presentase unos presupuestos, y “está prohibido”, ha hecho hincapié.

Dicho esto, ha mandado un mensaje de calma al indicar que, “hasta donde pueda, el Gobierno en funciones va a mantener la tranquilidad” de los españoles afectados por esta ley. Pero “siempre alguien va a salir perjudicado” por la imposibilidad de presentar los presupuestos, ya que hay cuestiones que no se pueden prorrogar.

En concreto, ha precisado que “indudablemente (el Gobierno en funciones) estudiará muy concienzudamente” si puede actualizar las pensiones o el salario de los funcionarios a pesar de no poder elaborar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017. De esta forma, no se perjudicaría a los 14 millones de personas que reciben algún tipo de prestación (pensiones, subsidio, desempleo, etc.) y a más de 2,5 millones de empleados públicos y sus familias.

  • El empleo sigue fuerte

Sin embargo, Sáenz de Santamaría ha señalado que el empleo, en términos interanuales, muestra una gran fortaleza, pero ha incidido en que no es conveniente abusar de la inercia.

En consecuencia, ha recalcado una vez más a necesidad de que haya estabilidad política porque de ello depende la confianza, que es clave para atraer inversiones y generar empleo.

La vicepresidenta ha indicado que agosto es un mes tradicionalmente malo para las cifras de paro y de afiliación a la Seguridad Social, si bien ha subrayado que en los últimos doce meses la tendencia es buena.

 

Normas