Energía

Las eléctricas ya han renovado el 72% de los contadores domésticos

Las principales eléctricas en España -Endesa, Iberdrola y Gas Natural- ya han instalado más de 18,6 millones de contadores inteligentes, lo que supone haber renovado el 72% de su parque total de equipos de medida domésticos y cumplir con el hito obligatorio para este año

Varias facturas eléctricas.
Varias facturas eléctricas.

Según los datos facilitados por las empresas, Endesa ya había superado en julio los 8 millones de contadores inteligentes instalados y su objetivo es cerrar el año con 9,2 millones.

Estas cifras suponen tener ya el 69% de su parque actual de 11,6 millones de equipos sustituidos y terminar el año con el 80% alcanzado. En cuanto a Iberdrola, la empresa terminara el mes de agosto con más de 8 millones de contadores inteligentes en España.

Estas cifras suponen haber modernizado el 76% de todos sus equipos con una potencia contratada igual o inferior a 15 kilovatios y que se eleva a 10,5 millones.

Por su parte, Gas Natural Fenosa ya ha instalado más de 2,6 millones de equipos inteligentes, lo que representa un 72% del parque de la compañía distribuidora del grupo, Unión Fenosa Distribución.

La empresa, con negocio de distribución principalmente en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia y Madrid, suma 3,6 millones de contadores domésticos en España.

Con estos porcentajes, las eléctricas cumplen con los plazos que Industria estableció en febrero de 2012 para los equipos de hasta 15 kW de potencia.

De acuerdo con este calendario, las eléctricas deberían tener sustituidos el 35 % de estos equipos de medida antes del 31 de diciembre de 2014, porcentaje que debe alcanzar el 70% antes de que termine este año. Para la renovación total, las eléctricas tienen hasta finales de 2018. Industria estableció este calendario después de que el primer hito de la anterior hoja de ruta venciera sin los objetivos cumplidos.

Los nuevos contadores permiten, entre otras muchas funciones, la lectura a distancia del consumo eléctrico con datos reales, es decir evitando las estimaciones de factura.

Según recuerdan desde la OCU, la distribuidora está obligada a avisar al consumidor con antelación del cambio, que corre a cargo de las eléctricas, a las que se paga cada mes en la factura por el alquiler y mantenimiento de estos equipos.

El nuevo contador tiene un coste mensual de 0,81 euros, lo que supone una subida del 40 % respecto a los viejos (0,54 euros al mes), según señala la OCU. A estas cantidades se suma el IVA correspondiente.

Sin embargo, los clientes con tarifa con discriminación horaria, que antes necesitaban tener uno doble, pagarán menos.

Normas
Entra en El País para participar