Coyuntura económica

El tirón del consumo y del turismo disparan las ventas del comercio

ventas de comercio

España camina hacia otro año récord de viajeros, tanto nacionales como extranjeros. Y el consumo de los hogares, lejos de desacelerarse sigue creciendo con fuerza. En los dos primeros trimestres ha crecido por encima del 3% y se ha convertido en el verdadero motor de la economía española, aportando prácticamente todo el crecimiento registrado hasta junio. La combinación de ambos factores ha tenido un impacto positivo en las ventas del comercio minoristas. En julio crecieron un 4,9% en tasa anual, descontados los efectos de calendario y estacionales, lo que supone el ritmo más alto de la serie histórica desde 2003.

Las ventas han crecido en todas las comunidades, aunque el avance ha sido más apreciable en las autonomías que reciben más turistas. Es el caso de Baleares, donde avanzaron un 6,2%, y de la Comunidad Valenciana, con un 6% más. Ambas lideran la clasificación de ventas, en gran medida por el tirón del turismo. El próximo martes se conocerán los datos de llegada de visitantes extranjeros a España hasta julio, que con toda seguridad tocarán máximos históricos, como sucedió en junio. Ese mes, la comunidad más visitada fue Baleares, con casi dos millones de turistas, un 25,4% del total. La tercera región donde las ventas minoristas subieron más fue Canarias, con un 5,9% más.

El archipiélago es la segunda región más visitada de España y es la que más se ha beneficiado de la creciente tensión terrorista en Francia, Turquía o Egipto, que ha provocado un trasvase de viajeros. La temporada alta en Canarias se celebra a lo largo del primer trimestre, fecha en la que se produjeron gran parte de los atentados en Francia o Turquía.

El incremento de ventas ha tenido un reflejo directo en la ocupación, que lleva más de dos años creciendo tras una depresión de 73 meses consecutivos destruyendo empleo. En julio, el empleo avanzó un 1,7% anual, el ritmo más alto desde 2006. Por tamaño, los que más empleo crearon en julio fueron las grandes cadenas, aquellos establecimientos que cuentan con 25 locales o más con 50 o más asalariados. Así avanzó un 3,7% en julio y un 3,5% en el acumulado del año, muy por encima del 1,7% de media en junio y del 1,6% entre enero y junio.

A poca distancia de las grandes cadenas figuran las grandes superficies (aquellas con una superficie de venta superior a 2.500 metros cuadrados), con un avance del 2,2% en julio y del 2,1% en los siete primeros meses del año. En el otro lado, la creación de empleo en el pequeño comercio y en las estaciones de servicio ha sido mucho más tímida, con subidas en el entorno del 1%, en gran medida porque el crecimiento de las ventas también fue más moderado. Los datos del Ministerio de Empleo revelan que el comercio fue la actividad con más afiliados en julio. En concreto hubo 2,329 millones de cotizantes, un 13% del total. En ese mes se ganaron 47.337 afiliados con respecto a mayo y 75.583 en doce meses. Solo la hostelería registro un crecimiento mayor.

 

Normas