Reestructuración del grupo

Abengoa se embolsa otros 105 millones por ventas en EE UU

El lunes, la empresa norteamericana Green Plain anunció que comprará las plantas por unos 237 millones de dólares (alrededor de 210 millones de euros). Hoy, Abengoa ha comunicado que también traspasará el resto de sus activos de bioenergía en el país por otros 118 millones

Abengoa
Torre en una de las plantas solares de Abengoa.

Las desinversiones programadas por Abengoa se abren paso. La compañía adelantó el  pasado 16 de agosto, en la reformulación de su plan de rescate, que estaba muy cerca de desprenderse de sus divisiones de bioenergía, su gran lastre, en Europa y Estados Unidos.

El lunes, la empresa norteamericana Green Plain anunció que comprará las plantas situadas en Illinois, Indiana y Nebraska por unos 237 millones de dólares (alrededor de 210 millones de euros). Hoy, Abengoa ha comunicado que también traspasará el resto de sus activos de bioenergía en el país por otros 118 millones de dólares (unos 105 millones de euros).

Los compradores son KAAPA Ethanol, que adquiere los activos de Ravenna (Nebraska) por 115 millones de dólares (unos 102 millones de euros) mientras que ICM se hará con los de Colwich (Kansas) por 3,15 millones de dólares (unos 2,8 millones de euros).

Abengoa explica que “una vez finalizadas las ventas de los activos de bioenergía, después del pago de la financiación de los deudores en relación con los activos el ingreso neto derivado de las ventas se distribuirá de acuerdo a un plan de liquidación”.

ABENGOA 0,02 0,00%
ABENGOA B 0,01 0,00%

Entre las desinversiones previstas, Abengoa prevé deshacerse de todo lo relacionado con el etanol, también en Latinoamérica y Europa. Prevé unas desinversiones en total de 421 millones entre el presente año (285 millones, que ya ha superado solo con las ventas de sus plantas de bioenergía) y el próximo (136).

Con el objetivo de devolver el dinero nuevo que recibirá por 1.170 millones de euros venderá antes de 2020 su proyecto estrella en México, una filial de cogeneración denominada A3T, que según la presentación del plan de reestructuración está valorada entre 700 y 900 millones de euros y cuya finalización está prevista para el tercer trimestre de 2017.

Abengoa también se deshará del porcentaje necesario de Atlantica Yield, de la que controla el 41,5%, valorado en 800 millones de dólares (unos 700 millones de euros) para reintegrar el dinero que recibirá con la refinanciación.

Mientras Abengoa sigue ejecutando ventas, todavía no se ha abierto el periodo de adhesiones al plan de reestructuración que presentó la semana y que necesita el plácet de dueños de al menos el 75% de su deuda corporativa, que suma unos 9.000 millones de euros.

Fuentes conocedoras de las negociaciones señalan que ese porcentaje ya está conseguido, al menos verbalmente, y que se espera que esté cerrado a finales de septiembre. Con él, la compañía conseguirá unos 508 millones que dedicará a financiar proyectos nuevos o en marcha y otros 661 destinados a refinanciar las inyecciones de liquidez que ha recibido desde septiembre de 2015. Abengoa, al mismo tiempo, convocará una junta extraordinaria de accionistas para dar el visto bueno a todas las modificaciones necesarias para ejecutar el rescate.


Normas