Blogs por Alexis Ortega

Disparidad en los datos de ventas de viviendas.

Disparidad en los datos de ventas de viviendas.

Según la NAR (Asociación Nacional de Promotores Inmobiliarios), las ventas de viviendas usadas en los EEUU alcanzaron en julio una cifra anualizada de 5,39 millones de unidades, lo que representa un retroceso con respecto junio del 3,23%. En tasa interanual la caída fue algo menor, del 1,64%, pero se sitúa en terreno negativo por primera vez desde noviembre del año pasado. El inventario de viviendas usadas a la venta al alcanzó en julio un total de 2,13 millones de unidades, un 0,9% más que el mes anterior (-5,8% en tasa interanual), lo que representa, al actual ritmo de ventas, 4,7 meses frente a los 4,5 meses de junio.

Según Lawrence Yun, economista jefe del NAR, "Los agentes inmobiliarios informan de un menor tráfico de compradores ante la escasez de viviendas asequibles en el mercado [...] frustra el efecto de los históricamente bajos tipos tipos de interés hipotecarios". El precio medio se situó en los 285.900 $, lo que representa una caída del 1,35% con respecto a los 289.800 $ (máximo histórico) registrado en el mes de junio. No obstante, en tasa interanual los precios mantiene su tendencia la encarecimiento dado que aumentó desde el 3,43% de junio al 3,62% de julio. La mediana del precio de venta para las viviendas de segunda mano se situó en julio en 244.100 $, un 5,31% más que en julio del año pasado desde el 4,78% de junio.

Este dato contrasta fuertemente con otro del sector que conocimos recientemente: las ventas de nuevas viviendas (datos del Departamento de Vivienda de EEUU) que durante el pasado mes de julio alcanzó una cifra anualizada de 654.000 unidades (máximo de 9 años), lo que representa un repunte mensual del 12,4% y del 31,3% interanual. Las casas nuevas representan aproximadamente el 7% del mercado de vivienda residencial y se cuentan cuando se firma el contrato, a diferencia de las viviendas usadas, que se computan cuando se ejecuta el contrato, normalmente un mes más tarde.

El precio medio de la vivienda nueva cayó en julio un 5,1% mensual (294.600 $) y un 0,5% interanual. Los inventarios se situaron en julio en los 233.000 unidades (4,3 meses) frente a las 240.000 (4,9 meses) en junio.

El dato de ventas de viviendas usadas es más importante, por su volumen, que el de ventas de viviendas nuevas y viene siempre a marcar el ritmo de ventas total en el sector. Obviamente, el dato de ventas de viviendas nuevas es clave para la actividad de la construcción y de su empleo, pero difícilmente puede dar una señal de la salud-optimismo del consumidor americano y por extensión de la "recuperación" de la economía. La escasa subida de los ingresos disponibles, los incrementos de los precios de la vivienda, la moderación en la creación de empleo, aun con el concurso de la caída de los tipos hipotecarios (que se ha venido revirtiendo recientemente) hacen poco fiable el sorprendente incremento de ventas de viviendas nuevas que vimos esta semana. Lo más probable es que vemos una fuerte corrección en el ritmo de ventas de viviendas nuevas en los próximos meses. Otra alternativa podría ser una pronunciada caída de los precios de las viviendas, que logre incentivar la demanda a precios lógicos y asequibles. Acordes con la situación económica real.

Pero ese parece no ser el camino idóneo para mantener el sueño.

Comentarios

Parte de la causa se podria encontrar en que al ser un año de elecciones siempre hay incertidumbre que se calma una vez finalizada la eleccion. Aun asi creo que es mucho mejor de lo que se podia esperar.
Normas