Distribución

Miró confirma el ERE para toda la plantilla y busca comprador

Miró
Entrada a una antigua tienda de Miró en Madrid.

La empresa propietaria de la cadena de electrodomésticos Miró ha anunciado que presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para toda la plantilla, 339 personas en el conjunto de España, que prevé reducir si encuentra compradores, ha informado en una carta al comité de empresa.

La misiva expone que la compañía espera “poder alcanzar acuerdos con terceros” que permitan que parte de las tiendas y la sede central de la empresa puedan ser adquiridas con la posibilidad de que parte de su empleados puedan librarse del despido colectivo, ha publicado Economía Digital.

Miró, propiedad del fondo suizo Springwater Capital a través de la sociedad Kabaena Directorship, planteará el ERE en el marco del concurso de acreedores que presentó a principios de agosto en los juzgados de Barcelona.

El director general de Kabaena Directorship, Matteo Buzzi, ha explicado a Europa Press que este ERE es un “paso necesario” por el concurso de acreedores, pero que su proyecto es de continuidad del negocio.

Ha destacado que las tiendas Miró y el portal de venta 'online' mantienen y mantendrán su operativa normal, y que están hablando “con mucha gente” interesada en dar continuidad a una marca potente en su segmento.

Asimismo, ha incidido en la voluntad de “salvaguardar el máximo numero de puestos de trabajo posible” pese al escenario complejo que supone un concurso de acreedores.

Springwater Capital adquirió Miró en plena liquidación a finales de 2014, y ahora busca un nuevo comprador tras no haber logrado sus planes de reflotar la compañía, con medidas que incluían un ERE en marcha para 119 empleados.

El ERE fue acordado con los sindicatos a principios de junio para las citadas 119 personas en toda España, la cuarta parte de una plantilla integrada por 430 trabajadores, para reestructurarse y centrar su actividad en Cataluña y Baleares.

Miró acabó el ejercicio 2015 con un volumen de negocio de 100 millones de euros y con una red integrada por 65 puntos de venta físicos repartidos entre Cataluña --con más de 40--, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Soria (Castilla y León) y Barakaldo (País Vasco), además de su tienda 'online'.

Hace apenas un año, el propietario del grupo anunciaba un ambicioso plan de expansión de la cadena con la apertura de 30 nuevos establecimientos y la contratación de hasta 300 personas. Preveía además una inversión de 26 millones.

Normas