Catástrofes naturales

267 muertos, último balance del terremoto en Italia

terremoto Italia
Trabajos de rescate en la localidad de Amatrice. REUTERS

El balance de víctimas en el terremoto del centro de Italia asciende ya a 267 personas, mientras se teme que haya aún fallecidos entre los escombros de algunas de las localidades más afectadas. La jefa de emergencias de la Protección Civil, Immacolata Postiglione, ofreció hoy en Roma esta nueva cifra de muertos por el seísmo, de 6.0 grados en la escala Richter.

Los equipos de rescate han trabajado durante toda la noche en las localidades más afectadas Arquata del Tronto, Pescada del Tronto, Amatrice y Accumoli. Ya se ha rescatado con vida a 215 personas.  Ayer se supo que una de las víctimas mortales era una joven española, de unos 25 años, que acababa de casarse con un ciudadano italiano y vivía en la localidad de Illica con su pareja. El fallecimiento ha sido confirmado por el ministerio de Asuntos Exteriores.

En paralelo, el Gobierno italiano ha decretado el estado de emergencia y aprobado un primer paquete de ayudas por valor de 50 millones de euros, anunció el primer ministro, Matteo Renzi. El jefe del Ejecutivo declaró a la prensa tras la reunión del Consejo de Ministros su “profunda emoción” por el impacto del seísmo en varias localidades.

“Tenemos que pensar en la reconstrucción, tenemos una obligación moral con las mujeres y hombres de esa comunidad”, dijo Renzi a propósito del siniestro y agregó que esta tarea de devolver la normalidad a las localidades afectadas por el seísmo será una “prioridad del Gobierno y del país”.

El primer ministro, líder del Partido Demócrata (PD), aprovechó la intervención ante la prensa para defender su visión de lo que denominó “casa Italia”, un concepto que vinculó a la “cultura de la prevención” para evitar las consecuencias de desastres como el que acaba de acaecer.

Aunque Renzi incluyó también en ese concepto la vigilancia del estado de las infraestructuras del país -seriamente dañadas en el caso de las localidades afectadas por el terremoto del miércoles- o de la extensión del acceso a internet de alta velocidad. Y dijo que se trata de un proyecto que, subrayó, es “serio”.

El primer ministro aludió a lo que denominó como “el pasado” para marcar la diferencia que pretende hacer que caracterice ese esfuerzo por su visión de la “casa Italia” y mencionó específicamente el terremoto que en 2009 arrasó la ciudad de L'Aquila, no lejos de las localidades golpeadas ahora por un nuevo seísmo.

“En L'Aquila hubo un bloqueo”, denunció Renzi en relación con la situación en esa ciudad cuyo centro histórico, siete años después del desastre que prácticamente la borró del mapa, todavía no se ha terminado de reconstruir. El primer ministro presumió de que desde su llegada al poder, en 2014, los trabajos de reconstrucción de L'Aquila -destruida bajo el Gobierno del ex primer ministro conservador Silvio Berlusconi- ha recibido un impulso decisivo.

 

El Consulado habilita un teléfono para atender a los españoles

El Consulado General de España en Roma ha habilitado una línea de teléfono para atender las llamadas de compatriotas que se encuentren en las zonas afectadas por el terremoto.

Desde su cuenta oficial en la red social Twitter, el Consulado insta a los españoles que estén en ese área a que llamen a este teléfono (+39 335 333 438) incluso para confirmar que están bien.

Normas