La expansión internacional de la banca

Santander refuerza su apuesta por América Latina

Invertirá más de 11.000 millones de dólares en financiar infraestructuras hasta 2018

Banco Santander

Banco Santander está dispuesto a reforzar su apuesta por América Latina. La entidad que preside Ana Patricia Botín tiene previsto invertir 11.000 millones de dólares (unos 9.700 millones de euros) en financiación.

En concreto, según los datos a los que ha accedido este diario, el banco tiene previsto destinar unos 4.800 millones de dólares en Brasil, 3.800 más en México y otros 2.100 millones en Argentina para proyectos relacionados con el desarrollo de infraestructuras.

La entidad tiene previstas inversiones adicionales en Chile y Uruguay, así como diversos compromisos cerrados para financiar proyectos relacionados con el medio ambiente y la inversión en energías limpias.

  • Aeropuertos, hospitales y autovías

Uno de los proyectos concretos que secundará Santander es la construcción del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, que dará servicio a 50 millones de pasajeros y contará con una capacidad máxima de 120 millones de pasajeros al año.

También sufragará la construcción del Hospital Félix Bulnes en Chile que prestará atención sanitaria a una población de unas 700.000 personas.

En Brasil, de otra parte, el banco ha comprometido recursos para la construcción y mejora de más de 8.000 kilómetros de autovías, tres puertos y dos aeropuertos. La entidad se presenta además como líder indiscutible en asesoramiento y estructuración de la financiación de las energías renovables.

“Hay ya grandes proyectos en marcha. No sólo para construir y mejorar aeropuertos, redes de ferrocarriles, puertos o carreteras, sino para desarrollar energías renovables y convencionales y construir oleoductos, gasoductos y redes de trasmisión y distribución eléctrica, facilitar el acceso al agua canalizándola, potabilizándola y construyendo plantas de tratamiento de aguas residuales…”, ilustran desde la entidad.

  • Inclusión financiera

En paralelo, Banco Santander tiene previsto desarrollar programas de inclusión financiera para facilitar la bancarización de toda la sociedad con el objetivo de dar “acceso a la financiación a los más desfavorecidos”.

Santander asegura que está “preparado para acompañar el crecimiento de la economía en estos países y vamos a seguir fortaleciendo y desarrollando nuestros negocios, mejorando nuestra franquicia y la calidad del servicio”.

“Nuestro objetivo es contribuir al desarrollo de las empresas y familias latinoamericanas, con actuaciones muy concretas que tienen un impacto enorme en poblaciones muy amplias”, exponen desde el banco asegurando que su foco estará puesto en la inversión en proyectos de educación e innovación que permitan un crecimiento sostenible a las economías de la zona.

  • Banca digital y para pymes

En esta carrera, la oferta de servicios digitales será una parte fundamental del proceso pues permitirá al banco dar un servicio global incluso donde no cuente con una fuerte presencia física.

Más allá, el foco comercial de Banco Santander estará muy centrado en las pequeñas y medianas empresas, de las que espera obtener una mayor vinculación potenciando su oferta comercial.

Santander, aseguran desde el banco, es un referente en la financiación de proyectos y asesoramiento en la región, donde obtiene cerca de la mitad de su beneficio global. En concreto, en el primer semestre del año, Santander obtuvo un 43% de su beneficio del otro lado del Atlántico, con Brasil (19%) y México (7%) como dos de sus principales fuentes de ganancias.

Una vuelta de tuerca ante la debilidad de España

Banco Santander se presenta como una entidad de referencia en la financiación de proyectos y el asesoramiento en América Latina, un territorio donde obtiene ya cerca de la mitad de su beneficio global. En concreto, en el primer semestre del año, Santander obtuvo un 43% de sus ganancias al otro lado del Atlántico. Aunque su radio de acción viene ampliándose, incrementando cada vez más el número de territorios en los que operar, la nueva vuelta de tuerca que ultima para reforzar su apuesta latinoamericana se centra en dos plazas ya consolidadas. En concreto, el grueso de la nueva inversión comprometida se destinará a Brasil, que proporciona el 19% de los beneficios (marca que solo supera Reino Unido, que aporta el 20%, y que le sitúa por encima de España, que suma un 15%) y México (que aporta un 7% de las ganancias totales del grupo). La expansión crediticia, de hecho, no es la única vía de crecimiento que Santander prepara en la región. Hace solo unos días trascendía el interés de la entidad que preside Ana Patricia Botín en adquirir la división de banca minorista de Cititgroup en Brasil. De hecho, Santander ha contratado a Credit Suisse, informaba Bloomberg citando a fuentes próximas a las negociaciones, para que le asesore en la operación. La filial brasileña del banco estadounidense cerró 2015 con un valor en libros de 1.540 millones de dólares (1.360 millones de euros) , mientras que su negocio de banca comercial en Argentina, también en venta , está valorado en 691 millones de dólares (611 millones de euros). La apuesta transatlántica no es casual. El secretario general del Banco Santander, Jaime Pérez Renovales, defendió este martes que la diversificación extranjera ha sido un “motor” de crecimiento frente a la debilidad de España, país en que la situación, dijo, sigue siendo “muy complicada”. 

Banco Santander se presenta como una entidad de referencia en la financiación de proyectos y el asesoramiento en América Latina, un territorio donde obtiene ya cerca de la mitad de su beneficio global. En concreto, en el primer semestre del año, Santander obtuvo un 43% de sus ganancias al otro lado del Atlántico. Aunque su radio de acción viene ampliándose, incrementando cada vez más el número de territorios en los que operar, la nueva vuelta de tuerca que ultima para reforzar su apuesta latinoamericana se centra en dos plazas ya consolidadas. En concreto, el grueso de la nueva inversión comprometida se destinará a Brasil, que proporciona el 19% de los beneficios (marca que solo supera Reino Unido, que aporta el 20%, y que le sitúa por encima de España, que suma un 15%) y México (que aporta un 7% de las ganancias totales del grupo). La expansión crediticia, de hecho, no es la única vía de crecimiento que Santander prepara en la región. Hace solo unos días trascendía el interés de la entidad que preside Ana Patricia Botín en adquirir la división de banca minorista de Cititgroup en Brasil. De hecho, Santander ha contratado a Credit Suisse, informaba Bloomberg citando a fuentes próximas a las negociaciones, para que le asesore en la operación. La filial brasileña del banco estadounidense cerró 2015 con un valor en libros de 1.540 millones de dólares (1.360 millones de euros) , mientras que su negocio de banca comercial en Argentina, también en venta , está valorado en 691 millones de dólares (611 millones de euros). La apuesta transatlántica no es casual. El secretario general del Banco Santander, Jaime Pérez Renovales, defendió este martes que la diversificación extranjera ha sido un “motor” de crecimiento frente a la debilidad de España, país en que la situación, dijo, sigue siendo “muy complicada”. 

Normas