La expansión internacional de la banca

La filial de Santander en EE UU vuelve a retrasar sus cuentas

Santander Consumer USA (Scusa) vuelve a retrasar la publicación de sus cuentas

Lo achaca las diferencias de criterio de su nuevo y su antiguo auditor

La filial de Santander en EE UU vuelve a retrasar sus cuentas

Tres semanas no han bastado para acercar posturas entre el antiguo y el nuevo auditor de Santander Consumer USA (Scusa), la filial estadounidense de Banco Santander centrada en los créditos al consumo.

Como consecuencia, la firma se ha visto obligada a comunicar a las autoridades estadounidenses un nuevo retraso en la publicación de sus cuentas del primer semestre de este año.

La entidad ya comunicó el pasado 27 de julio que se veía forzada a postergar la publicación de los resultados correspondientes a los seis primeros meses del año, lo que se achacó a las diferencias de criterio surgidas entre Deloitte, antiguo auditor de la entidad, y PwC, la nueva firma contratada.

La disputa entre ambas firmas se centra en los criterios e contabilidad de ciertos créditos, especialmente los de carácter subprime dirigidos a la adquisición de automóviles.

"La resolución de estos asuntos puede afectar a los estados financieros del período anterior y a la formulación del trimestre terminado en junio del 2016 ", reconoció entonces la firma en un comunicado.

Tras aquel primer comunicado, la cotización de Santander Consumer USA llegó a desplomarse un 10% en la sesión, cerrando con una caída del 5,99%. Esta última vez, con los inversores ya prevenidos, la cotización subió un 1,66% el lunes, día en que la entidad remitió el comunicado a la SEC, la comisión de control de valores de EE UU.

Superado el plazo límite del 15 de agosto, Banco Santander tiene un máximo de seis meses para presentar sus cuentas. Solo excepcionalmente, las autoridades de EE UU podrían concederle una prórroga adicional de seis meses más.

Con todo, fuentes del grupo aseguran que la intención de la entidad es entregar las cuentas del primer semestre “lo antes posible”, y que ni siquiera prevén agotar el plazo de seis meses con el que cuentan ahora.

Scusa es una financiera de crédito al consumo, propiedad de Santander, centrada en la concesión de préstamos para la comprar de automóviles. La filial del grupo cuenta con una cartera de activos de 53.000 millones de dólares y 2,7 millones de clientes.

Normas