Editorial

Más empresas para exportar

Frente al enfriamiento exportador de la UE, la economía española está demostrando su capacidad para vender al exterior. Mientras las ventas de la zona euro al resto del mundo han caído en el primer semestre y solo Alemania las aumenta un escaso 1% entre los primeros exportadores, los datos de España muestran su mejor desempeño, con un crecimiento del 2%. La exportación se ha demostrado como la mejor arma de España para combatir una crisis que llegó prácticamente a anular la demanda interna. Los mercados extranjeros se convirtieron en el asidero de muchas compañías que optaron por la aventura en el exterior, y mientras en 2010 había en España 109.363 empresas exportadoras, a finales de 2015 la cifra era de 147.378, un 34,7% más. Una positiva evolución que no debe ocultar, sin embargo, un aspecto clave: a pesar del crecimiento, no ha cambiado la excesiva concentración de las exportaciones en grandes empresas. Una tendencia esta que, lejos de corregirse, se está acentuando. En el primer semestre del año, las diez empresas exportadoras más grandes aglutinaron casi el 17% del total, el nivel más elevado de la serie histórica. Esto quiere decir que aún queda mucho recorrido para extender la actividad a los mercados exteriores y que todo el apoyo en este sentido se debe dar por bien empleado.

Normas