Turismo

Los nuevos casinos buscan recuperar el esplendor de Macao

Las Vegas cedió hace años ya el papel de la capital mundial del juego a Macao, una de las dos regiones administrativas especiales de China junto a Hong Kong y la única zona del país asiático donde está permitida esta actividad

Sheldon Adelson, presidente de Las Vegas Sands.
Sheldon Adelson, presidente de Las Vegas Sands.

Las Vegas cedió hace años ya el papel de la capital mundial del juego a Macao, una de las dos regiones administrativas especiales de China junto a Hong Kong y la única zona del país asiático donde está permitida esta actividad.

La versión asiática de Las Vegas dio el pistoletazo de salida a su expansión económica en 2003, al permitir a los operadores extranjeros gestionar casinos. El aperturismo de la antigua colonia portuguesa convertida en 1999 en región administrativa especial de China a los casinos y grandes resorts situó a Macao en el mapa mundial del turismo, especialmente de los viajeros de la China continental. También se puso en el punto de mira de la industria del juego, que vio una oportunidad de replicar la ciudad estadounidense en un territorio de escasos 30 kilómetros cuadrados.

El auge del juego supuso una revolución en la economía de Macao, que pasó de un PIB de 5.280 millones de dólares, según los datos del Banco Mundial, a 55.523 millones en 2014. La crisis financiera en China y la decisión de Pekín de emprender una batalla contra la corrupción supusieron un frenazo para la economía de la región, que el año pasado descendió hasta los 46.178 millones de dólares de producto interior bruto.

Una contracción que no ha frenado los planes de expansión de los principales grupos de casinos, que han optado por elevar el número de habitaciones disponibles y tratar de hacer una oferta más amplia, incluyendo al público familiar. La cadena Wynn Resorts abre hoy las puertas de su segundo establecimiento en Macao. Un hotel bautizado como Wynn Palace en el que la empresa estadounidense propietaria de establecimientos ha invertido 4.200 millones de dólares, unos 3.700 millones de euros, convirtiéndose en la mayor inversión en un casino allí hasta la fecha.

Los casinos de Macao generan cinco veces más ingresos que los de Las Vegas

El establecimiento cuenta además con sello español. La filial australiana de ACS, Leighton, ha sido encargada de la obra. Wynn Palace cuenta con 1.700 habitaciones, así como un lago con góndolas y fuentes y, por supuesto, zonas de juego.

El nuevo hotel, asentado en la zona denominada Cotai, competirá con el futuro casino de Las Vegas Sand. La compañía del multimillonario estadounidense Sheldon Adelson abrirá el 13 de septiembre las puertas del nuevo Parisian Macao, tras haber invertido 2.900 millones de dólares.

Una apuesta por la apertura de nuevas habitaciones de hotel, casi 5.000 entre los dos establecimientos, a la que se sumarán en los próximos años otros tres de los operadores con licencia en Macao: MGM China, SJM Holdings y The 13 Holding, pero que contrasta con la caída de los ingresos de los casinos en Macao.

En julio la facturación bruta de los casinos de esta región cayó un 4,5%, sumando 26 meses consecutivos a la baja, según los datos de Macau Gaming Inspection and Coordination Bureau. Las casas de análisis muestran en sus informes sobre el sector el temor a que el incremento de la oferta merme aún más los márgenes, mientras que otros indican que la contracción se ha ido ralentizando y apuntan a un principio de recuperación de los turistas gracias a la llegada de viajeros de otros países asiáticos. Un terreno en el que compite con otros centros del juego como Singapur.

Una recuperación que el fundador de Wynn Resorts prefiere no dar por sentado, tal y como ha reconocido en los días previos a la inauguración de su segundo establecimiento en Macao.

Por su parte, el fundador de Las Vegas Sands mantiene su apuesta por el territorio chino, de donde obtiene más de la mitad de su flujo de caja anual. Circunstancia que se repite en el resto de operadores de casinos estadounidenses dado que generan en Macao cinco veces más ingresos que en Las Vegas.

A la espera de conocer si la recuperación de los ingresos es un hecho, el calendario aprieta a los operadores de casino. Las seis compañías del sector presentes en el negocio del juego en Macao tienen licencias que vencen entre 2020 y 2022 y que deberán tratar de renovar para no perder sus cuantiosas inversiones.

Seis grupos para un negocio de 26.500 millones

Hasta la fecha, Macao contaba con 36 casinos, una cifra que no ha sufrido variación alguna en los últimos dos años. Solo seis empresas tienen licencia para operar en la antigua colonia portuguesa: S.J.M, Galaxy, Venetian Macau –filial de Las Vegas Sands–, Wynn, Melco y MGM. Entre todas, mueven una industria que genera unos 30.000 millones de dólares al año (26.500 millones de euros) y que supone el 80% de la recaudación fiscal del país.

De todas ellas, Las Vegas Sands es la más conocida en España por su fallido interés en la construcción de un complejo de juego. El grupo de Adelson buscó diferentes ubicaciones para su instalación y finalmente se decantó por Madrid. Con todo, en 2013 desistió de su empeño en crear el macrocomplejo de juego y ocio Eurovegas tras no lograr de la Comunidad de Madrid las exenciones fiscales solicitadas.

Normas