Efectos de la rebaja de tipos en Reino Unido

El ‘brexit’ y los tipos condicionan ya la oferta bancaria británica

Santander y Lloyds reducirán la remuneración de sus cuentas

El ‘brexit’ y los tipos condicionan ya la oferta bancaria británica

La marea de repercusiones del brexit sigue extendiéndose. La incertidumbre macroeconómica generada por la decisión mayoritaria de los ciudadanos británicos de abandonar la Unión Europea y, ante todo, la decisión del Banco de Inglaterra de rebajar los tipos de interés para tratar de paliar el impacto, han terminado salpicando a los escaparates de la banca británica, que ha comenzado a adaptar su oferta. Así lo anticipan dos gigantes como Banco Santander y Lloyds.

La primera entidad en anunciarlo fue la que preside Ana Patricia Botín, que el lunes revelaba que rebajará a la mitad la remuneración máxima que venía ofreciendo en su Cuenta 1,2,3. Se trata de un producto muy similar al lanzado el año pasado en España por el que el banco venía abonando desde 2012 un interés mensual del 1% a clientes con un saldo en cuenta de al menos 1.000 libras, un 2% para quien tuviera de 2.000 a 3.000 libras y un 3% para dueños de saldos de entre 3.000 y 20.000 libras (unos 23.000 euros).

Aunque la entidad mantendrá intactas otras ventajas de esta estrategia, como reintegros del 1% al 3% sobre los recibos domiciliados, Banco Santander anunció que a partir del 1 de noviembre fijará una remuneración única del 1,5% para todos los clientes independientemente de su saldo (bonificando un máximo de 20.000 libras).

El banco justifica esta medida por los cambios que vive la industria bancaria y ante la expectativa de que el Banco de Inglaterra mantendrá excepcionalmente bajos los tipos de interés durante un periodo más largo de lo esperado después de que el organismo que gobierna Mark Carney los rebajara a comienzos de mes del 0,5% al 0,25%.

Un mínimo histórico que los analistas no descartan se vuelva a batir de nuevo antes de final de año para combatir los efectos del brexit. Fuentes financieras revelan que la remuneración media que ofrece la banca británica por el pasivo se encuentra actualmente en torno al 0,53%, con lo que Santander sigue manteniendo cierta ventaja competitiva para la captación de clientes pero aminora costes.

Con todo, Santander, con 3,8 millones de clientes en Reino Unido, no es el único banco que ha comenzado a reaccionar al nuevo escenario. El grupo bancario Lloyds, que también posee las entidades Halifax y Bank of Scotland, ha anunciado que en “las próximas semanas” también reducirá la remuneración que ofrece en las tres entidades. La medida podría afectar a las conocidas como cuentas Club de Lloyds que llegan a ofrecer un interés del 4%. La decisión, en todo caso, no se concretará previsiblemente hasta el próximo mes de octubre, según revelaba ayer la prensa británica.

“Fin de la estabilidad”

Desde el sector financiero apuestan por que estas dos no serán las únicas entidades obligadas a reaccionar y a modificar su oferta. De hecho, el consejero delegado de Santander UK, Nathan Bostock, expuso este martes que Reino Unido ha entrado en “un periodo de significativa incertidumbre” que supondrá “el fin de un periodo de relativa estabilidad para el sector bancario y ha creado un verdadero reto para el crecimiento de los ingresos”, recoge Efe. Y esto, dijo, no es más que el inicio de lo que está por venir.

¿Podría bajar el tipo de la cuenta 1,2,3 española?

La cuenta 1,2,3 se ha convertido en la gran apuesta estratégica de captación de clientes españoles de Banco Santander, que el año pasado se desmarcó de la competencia disparando la remuneración del pasivo en un periodo de debilidad del negocio en el que el resto de competidores venía retirándose de esta batalla. La campaña se ha convertido además en una de las señas de identidad de la presidencia de Ana Patricia Botín, que tras suceder a su padre, ha hecho suya la estructura y política comercial del grupo con nuevos nombramientos e iniciativas. Tras consagrar la filial británica del grupo en Reino Unido, donde lanzó la cuenta 1,2,3 en 2012, la nueva presidenta apostó por introducir un modelo similar en España en mayo de 2015, desde cuando ha ido lanzando también versiones del producto enfocadas a pymes, autónomos, funcionarios e incluso a niños. Desde la entidad vienen subrayando su satisfacción con la cuenta, con la que han captado miles de clientes de la competencia, y fuentes del banco aseguraban ayer que ahora mismo no hay previsto ningún cambio en las condiciones de una cuenta que remunera con un 3% saldos de hasta 15.000 euros. Pero, ¿podría el banco rebajar la remuneración que ofrece como acaba de hacer en Reino Unido? La respuesta es que sí. “La duración del contrato de la Cuenta 1,2,3 es indefinida”, resalta la documentación que facilita la entidad a sus clientes, pero en la misma se advierte que “el banco podrá modificar los intereses, comisiones y demás condiciones del contrato mediante comunicación individual al titular, con una antelación mínima de dos meses a su entrada en vigor”. Si en dicho plazo el titular no indica su desacuerdo, lo que supondría la cancelación de la cuenta, se considerará que el cliente está conforme con todos los cambios.

Normas