Crónica de mercados

El Ibex recupera los 8.700 en una sesión marcada por el escaso volumen

ibex 35
Varios comerciantes trabajan en la Bolsa de Fráncfort, Alemania. EFE/Archivo EFE

Las Bolsas europeas siguen empeñadas en recuperarse de los últimos varapalos. Tras un día de tropiezo, los mercados volvieron hoy a hacerse con el tono alcista de las sesiones anteriores y continuaron apuntando a la recuperación tras el brexit. Los parqués del Viejo Continente, que han conseguido en pocas sesiones hacer frente a la caída que trajeron consigo los test de estrés, continúan peleando en su empeño por volver a la senda de la que venían gozando antes de que se produjera el referéndum en Reino Unido. Desde que se conociera el resultado, el Ibex logra anotarse ya más de un 13%. Y es que, a diferencia de años anteriores, este mes de agosto está siendo mucho más apacible para el selectivo español.

En un mes más propicio para las vacaciones que para la inversión, los volúmenes de negociación en el parqué español están viéndose reducidos considerablemente. En la sesión de hoy, la Bolsa negoció 1.021,3 millones de euros, muy por debajo de los 1.691,46 de la media diaria del mes de agosto. Hace un año, a lo largo de esa misma jornada, en el parqué español se negociaron 2.233,89 millones de euros, justo el mismo día en el que se produjo la devaluación del yuan por parte del Banco Popular de China, lo que desencadenó una de las mayores sacudidas para los mercados mundiales. En un ejercicio de pura incertidumbre como fue el pasado año, el parqué español negociaba 658.226 millones de euros de media anual, muy por encima de los volúmenes que maneja hasta ahora Ibex, con una media anual de 453.819 millones.

IBEX 35 9.522,50 0,10%

Pero la incertidumbre de la que estuvieron presa los mercados y los vaivenes que sufrieron no solo están quedando reflejados en los volúmenes de negociación. La volatilidad de este mes de agosto está siendo mucho menor que en periodos anteriores. En la sesión de hoy, el índice de volatilidad del mercado de opciones de Chicago (VIX) se situó en el entorno de los 11 puntos, nada comparable con los niveles que se manejaban, por ejemplo, en 2008. Y es que con la caída de Lehman Brothers el VIX llegó a alcanzar los 80 puntos. Además, en otros periodos de incertidumbre como el rescate en Grecia o la crisis en China el índice escaló hasta el entorno de los 48 y 40 puntos, respectivamente.

Sin embargo, el caos de aquellos años parece que está siendo olvidado por los parqués. Hoy, el Hang Seng, de China, se anotó un 0,39%, hasta los 22.580,55 puntos. Mientras tanto, el Nikkei, en Japón, permaneció cerrado.

En el Viejo Continente, los índices europeos también estuvieron amparados por el optimismo y cerraron la sesión en terreno positivo. En la Bolsa alemana, aunque al inicio de la sesión pesaron los resultados de RWE y ThyssenKrupp, que fueron peores de lo esperado, finalmente el índice cerró como uno de los más alcistas en el continente, con una subida del 0,7%. Con este ascenso, el Dax alemán se encuentra a un paso de cotizar en positivo en el año, pues sus pérdidas entre enero y agosto se sitúan en el 0,1%. En el resto de mercados europeos, el Footsie británico se anotó un 0,5%, el Cac francés avanzó un 1% y el Mib italiano registró una subida del 0,9%.

En el mercado español, la sesión también transcurrió entre ganancias. El selectivo, tras un ascenso del 0,7%, hasta los 9.719,5 puntos, registró su nivel más alto desde el pasado 23 de junio, cuando los ciudadanos británicos decidieron votar a favor de la salida de su país de la Unión Europea. Con esta subida el Ibex conseguía sobrepasar la barrera de los 8.700 puntos pese a que hubo valores que trataron de lastrar al parqué. Y es que compañías como IGA (-1,32%), Popular (-0,48%), o ArcelorMittal (-0,32%) presionaron a la baja. En el caso de la siderúrgica, esta encadenó su segunda sesión en negativo arrastrada por la caída de los recursos básicos. De hecho, en Europa, este sector fue uno de los que registró un peor desempeño.

El petróleo, no obstante, consiguió avanzar tras dos sesiones en terreno negativo. El Brent, de referencia en Europa, cerró con ascenso del 3,77%, hasta los 45,71 dólares. Con este repunte, el oro negro volvía a cotizar por encima de los 45 dólares que alcanzó el lunes pasado, el mismo día en el que los miembros de la OPEP anunciaron la celebración de una reunión informal para el mes de septiembre, lo que algunos inversores interpretaron como un posible encuentro para frenar el exceso de producción de crudo.

El optimismo en el mercado de petróleo también se trasladó al otro lado del Atlántico, donde se conocieron las cifras de paro semanal (266.000 peticiones de empleo), que no arrojaron novedades respecto a las previsiones de los analistas, quienes esperaban un incremento de 265.000 peticiones. Así, al cierre de los mercados europeos, el Dow jones se anotaba un 0,64%, el S&P subía un 0,41% y el Nasdaq avanzaba un 0,39%.

En el mercado de deuda, la sesión también estuvo marcada por el optimismo. El interés del bono español a 10 años volvió a caer, por tercera vez, del 1%, hasta situarse en el 0,92%. Por su parte, la prima de riesgo también se relajó, pasando de los 105 puntos básicos de la víspera hasta los 102 puntos.

Normas