Ropa deportiva

Nike y Adidas se dan por vencidas con el golf

Adidas
Un golfista en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 con zapatillas de Adidas.

El golf ha vuelto a ser un deporte olímpico en la cita de este año, tras más de un siglo fuera de las olimpiadas. Pero este hecho no ha evitado la pérdida de interés por parte de las grandes marcas deportivas Nike y Adidas.

La pérdida de afición entre el público más joven, el paso a un segundo plano de estrellas mediáticas como Tiger Woods, así como el aumento de la práctica de otros deportes como el ciclismo o correr, han lastrado las ventas en los últimos años del equipamiento para este deporte, lo que ha laminado el interés entre las marcas.

La última en anunciar que cejaba en sus esfuerzos por este deporte fue Nike. La estadounidense informó hace unos días que dejaría de producir palos, pelotas y bolsas de golf. La empresa mantiene su intención de seguir adelante con la equipación y buscando a nuevos golfistas con los que asociarse. Sin embargo, algunos analistas señalaban que tras el anuncio habría una intención de vender el resto de su negocio de golf.

A esta decisión ya ha llegado la alemana Adidas. La compañía anunció en primavera que buscaba un comprador para marcas como TaylorMade, Adams o Asworth, dedicadas a este deporte. John Guy, analista de MainFirst citado por Bloomberg, señaló que solo la marca TaylorMade podría ser vendida por 470 millones de euros.

La empresa mantiene su intención de desprenderse del negocio pese a que en el primer semestre las ventas han crecido un 7% según informó la semana pasada. “La industria de equipamiento para el golf lleva años sin crecer”, argumentó hace unos días el consejero delegado de la compañía, Herbert Hainer, a la CNBC.

  • Búsqueda del público joven

La compañía germana asegura que busca centrarse en negocios que le acerquen más al público joven, como el acuerdo de colaboración que mantiene con el rapero Kanye West, y que ya ha mantenido conversaciones con distintos interesados por comprar esta actividad.

Estos movimientos de las grandes marcas por dejar atrás este deporte para fijarse en otros que le supongan un mayor crecimiento de ventas, han coincidido con el anuncio de Golfmisth, una de las principales cadenas de tiendas dedicadas a esta práctica, anunciara que busca comprador. La firma, con más de 150 tiendas en EE UU, podría incluso llegar a declararse en concurso de acreedores.

Pese a estas noticias que hacen pensar que las empresas dedicadas al equipamiento de este deporte pasan por mal momento, un informe de Deutsche Bank, citado por distintos medios estadounidenses la pasada semana, defendió que estas decisiones podrían resultar erróneas para las compañías. Los analistas de la entidad financiera aseguraron que este año se está notando un aumento en la práctica de este deporte y la entrada de nuevos consumidores, lo que podría ayudar a mantener las ventas.

Normas