Construcción

OHL considera "mucho más ponderado" el informe de Fitch que el de Moody's

Un hombre mirando por una ventana del edificio de OHL en Madrid
Un hombre mirando por una ventana del edificio de OHL en Madrid

El director general financiero de OHL, Enrique Weikert, ha considerado hoy “mucho más ponderado” el análisis de calificación de su perfil crediticio llevado a cabo por Fitch -que mantiene la nota- que el de Moody's -que la rebaja- dado que este “solo se centra en lo negativo”.

“Fitch valora lo negativo y lo positivo y saca una visión serena, constructiva” a pesar de ser “tremendamente duro y tremendamente exigente”, ha explicado Weikert en declaraciones a Efe, mientras que Moody's “solamente se fija en lo negativo”.

Fitch ha hecho público hoy un informe en el que mantiene la calificación crediticia de OHL en “BB-” (el tercer escalón del bono basura) con perspectiva estable al valorar tanto la caída en un 94 % del beneficio semestral como las medidas puestas en marcha para reforzar el balance de la constructora.

La pasada semana, Moody's rebajó en un escalón la nota, hasta “B3” (el sexto escalón del bono basura) ante el “deterioro” de la evolución operativa de la compañía, lo que precipitó que se produjeran fuertes caídas en bolsa.

El director financiero de OHL destaca que el informe de Moody's incluye un párrafo en el que pone en valor las medidas puestas en marcha la compañía para reducir el endeudamiento, algo que “se entiende mal en el conjunto” de una nota que rebaja la calificación.

“Está mezclando una preocupación a medio y largo plazo” sobre la evolución del negocio con un corto plazo en el que “la liquidez está asegurada”, como reconoce la propia agencia, porque el grupo ha hecho desinversiones para ello.

Para Weikert, la volatilidad bursátil de los últimos días se debió a un “pánico infundado” sobre una eventual crisis de solvencia de la compañía, unido a la poca liquidez habitual en agosto, que exagera cualquier movimiento bursátil.

También apunta que este “pánico” afectó especialmente a los bonos y, en ese sentido, no descarta “alguna operación de recompra” que, en su opinión, recuperará el valor de la deuda e impulsará al alza las acciones.

“Cuando haces lo que debes, el mercado te lo acaba reconociendo”, ha asegurado, y por ello confía en que la cotización del grupo subirá a medio plazo.

De cara al futuro, Weikert señala que OHL continuará “haciendo las cosas como hasta ahora”, es decir, optimizando su negocio de construcción con proyectos más pequeños y centrados en mercados conocidos.

Además, durante el periodo de “transición” hacia ese modelo de construcción rentable, en el que todavía hay que “digerir malas decisiones” del pasado, se llevarán a cabo desinversiones en activos no estratégicos y se rotarán concesiones.

Tal y como anunció a finales de julio, el grupo actualizará las proyecciones financieras de su plan estratégico, aunque “sin cambiar la estrategia” en el área de construcción

Normas