Breakingviews

El torneo de fútbol de los inversores chinos

El club italiano AC Milan, el inglés West Bromwich Albion y el francés de segunda división Auxerre pasan a estar controlados por inversores chinos.

El jugador del Milán, Niccolo Zanellato (izquierda), durante un partido amistoso contra el Chelsea.
El jugador del Milán, Niccolo Zanellato (izquierda), durante un partido amistoso contra el Chelsea.

El pasado cinco de agosto se dio a conocer la compra por parte de inversores chinos del Milan italiano, el inglés West Bromwich Albion y el Auxerre, equipo francés de segunda división, sumando así tres clubes a su gran botín de activos futbolísticos. Son una muestra del auge generalizado en China de las fusiones y adquisiciones en el extranjero.

El fútbol europeo es terreno conocido para el dinero extranjero, ha atraído inversores de Estados Unidos, Europa del Este, Oriente Medio y lugares del Lejano Oriente como Tailandia. Pero el ritmo de inversión de China sigue siendo algo digno de ver.

Con todos los clubes respaldados por inversores chinos se podría organizar una copa más o menos decente. Un torneo de este tipo podría incluir a los casi vecinos del West Brom, el Aston Villa y los Wolverhampton Wanderers, y al rival del club italiano milanés, el Inter de Milán. También estarían el Niza y el Espanyol. Además, tanto el Manchester City como el Atlético de Madrid tienen inversiones minoritarias chinas significativas.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha vendido el Milan por 740 millones de euros. Por su parte, el empresario chino Guochuan Lai ha adquirido el West Brom por una cantidad que no ha sido revelada.

Los paralelismos con el impulso que viven las fusiones y adquisiciones chinas están muy extendidos. Como en otros casos, puede ser difícil encontrar la lógica financiera. Por ejemplo, no está claro que los nuevos propietarios del West Brom encuentren “sinergias sustanciales”, como los asesores financieros sugieren.

Aun así, al igual que otras ofertas, estas pueden explicarse en parte por el capital económico, la confianza y el deseo de diversificarse el extranjero. También hay que tener en cuenta que el presidente chino Xi Jinping es un gran aficionado. Parece que China podría sumar más trofeos futbolísticos.

Normas