Pokemon Go para aumentar las ventas de mi pequeño negocio

Promocionar un negocio a través del juego puede atraer a muchos clientes potenciales

Pokémon Go

Pokémon Go es un juego de realidad aumentada para móviles en el que el usuario busca y captura Pokémons digitales que están escondidos en el mundo real. Y aunque, en principio, no es más que un juego, el Business Daily News ha realizado una ardua investigación y ha descubierto que puede ser muy útil para algunos negocios.

Los usuarios de Pokémon Go deambulan por las calles, parques y espacios públicos del mundo físico en busca de Pokémons y para ello deben estar geolocalizados. Y es precisamente esa geolocalización la que puede utilizarse para atraer a los jugadores locales hacia una ubicación concreta y tratar de convertirlos en clientes.

El juego cuenta con dos ubicaciones fijas. Las denominadas PokéStops, que son edificios y lugares reconocidos de la ciudad, y los gimnasios, donde los jugadores luchan contra los Pokémons. El caso es que esas ubicaciones suelen ser o estar muy cerca de establecimientos o negocios reales que serán muy visitados por los usuarios del juego.

  • Cómo conseguir clientes con Pokemon Go

El Business Daily News ha diseñado cuatro estrategias para que pymes y autónomos saquen provecho de la información que aporta el juego.

En primer lugar, proponen reunir a un buen número de usuarios comprando señuelos y colocándolos en la parada que esté más cerca del negocio a promocionar, atrayendo así a los Pokémons, y por tanto a personas, hacia esa ubicación.

Otra opción es convertirse en el anfitrión de un torneo. Esta estrategia puede ser eficaz para los negocios que se encuentren cerca de los gimnasios del juego. La idea es ofrecer descuentos a los ganadores del torneo, a los que se atraerá como clientes objetivos.

También se puede organizar una Poké-caza que empiece y termine en la puerta del negocio, anunciando la fecha y la hora y preparando algún evento de promoción del establecimiento.

Por último, Pokémon Go puede convertirse en una excelente herramienta para promocionarse en las redes sociales, ofreciendo algo de dinero a los clientes por hacer una captura de pantalla y publicarla en sus cuentas, haciendo que la marca circule por Internet a un módico precio.

Normas