Inversión

¿Hay opciones de rentabilidad en el petróleo?

¿Hay opciones de rentabilidad en el petróleo?
Thinkstock

En un entorno de turbulencias bursátiles y fuertes caídas en la renta variable, la estrecha relación entre el petróleo, la Bolsa y el dólar cobra todo su significado. El brexit ha intensificado los flujos de inversión desde Europa, aún una economía frágil, hacia Estados Unidos, propiciando un alza del dólar. Esta apreciación está a su vez alimentada por la expectativa de una nueva subida de tipos en EE UU, que podría ya darse en el mes de septiembre. Y cuando, el dólar sube, desciende el precio del petróleo, que se paga en billetes verdes. La inversión vinculada al oro negro no pasa por su mejor momento, castigada por un renovado descenso en los precios y por la constante del exceso de producción.

Más oferta que demanda

El precio del crudo West Texas ha llegado a caer estos días de los 40 dólares por barril por primera vez desde abril, confimando un escenario bajista en el que la oferta va a seguir siendo superior a la demanda. De hecho, las apuestas de los hedge funds por nuevos descensos en el precio del crudo han alcanzado estos días su mayor aumento desde 2006, según apunta Bloomberg.

Descensos en las petroleras

Petroleo Brent 80,400 2,030%

El petróleo había intentado sacudirse esa presión bajista y registró un rally desde los mínimos de febrero, cuando las preocupaciones sobre la economía mundial, con su epicentro en China, llevaron al barril Brent a los 27,8 dólares, mínimos de 2003, y al West Texas a los 26,2 dólares, también mínimos de 2003. La expectativa de mejora económica y de un descenso de producción devolvieron las alzas y los precios subieron al entorno de los 50 dólares. Pero el petróleo vuelve a las andadas bajistas, ante las evidencias de exceso de producción. Y esto ya ha hecho mella en los resultados del segundo trimestre de BP, Royal Dutch Shell y Exxon Mobil, que han sido peores de lo previsto. Así, las compañías europeas de petróleo y gas, que aún arañan un alza en Bolsa en el año del 5,2%, pierden en el último mes el 3,4% y son el peor sector. Las más castigadas en el último mes, coincidiendo con el descenso en el precio, son Royal Dutch, que cae el 9,6%, y Statoil y BP, con descensos del 7,6%. En el balance anual se anotan en cambio subidas respectivas del 6,4%, 8,2% y 18,3%.

Posibles nuevas caídas

La agencia de calificación financiera Moody’s acaba de rebajar su perspectiva para la banca noruega de estable a negativa precisamente por su exposición al sector petrolero y las caídas de precios que se esperan para esta materia prima. “El precio del crudo se mueve en un rango entre los 38,5 y los 41,8 y 42 dólares. Si pierde los 38,5 sí habrá más profundidad en las caídas”, augura Francisco Arco, analista de XTB.

Normas