Breakingviews

La discreta alegría del empleo en EE UU

El nuevo dato de 255.000 puestos de trabajo creados en julio debería calmar la preocupación por el reciente informe que apunta a un débil crecimiento en el segundo trimestre.

Cartel que anuncia contrataciones.
Cartel que anuncia contrataciones.

Nada parece frenar el entusiasmo de los empleadores estadounidenses. El nuevo informe mensual de puestos de trabajo, publicado el viernes y que revela que se crearon 255.000 nuevos puestos el mes pasado, debería disipar algunas de las preocupaciones por la débil previsión de crecimiento del PIB de la semana anterior. La inversión de las empresas podría reducirse a medida que se acercan las elecciones presidenciales de noviembre, pero en general la economía está ganando fuerza.

La tasa de desempleo se mantuvo en el 4,9% en julio, cerca de la tasa natural de desempleo a largo plazo del 4,8% que actualmente calcula la Oficina de Presupuestaria del Congreso. Los salarios medios por hora también mejoraron, con un aumento del 2,6% en el año hasta julio. Combinando tres meses de esos datos con el aumento de las horas trabajadas y la creación de empleo, Barclays calcula que los ingresos de un hogar estadounidense han aumentado a un robusto ritmo anual del 4,6%.

La inversión de las empresas podría reducirse a medida que se acercan las elecciones de noviembre

Eso debería impulsar la expansión de la economía en general, pero entra en conflicto con la imagen del primer cálculo oficial de crecimiento del segundo trimestre (del 1,2% debido en parte a la débil inversión).

Se espera que el crecimiento se fortalezca, pero en cualquier caso, la mejora en la situación del empleo debería facilitar a la Reserva Federal la tarea de completar el incremento de los tipos de interés. La Fed tendrá en sus manos un nuevo cómputo mensual del empleo en su próxima reunión para fijar tipos entre el 20 y el 21 de septiembre, así como una mejor estimación del PIB del segundo trimestre. Las lecturas adicionales estarán disponibles en el siguiente encuentro, que comenzará una semana antes de que los votantes elijan entre Hillary Clinton y Donald Trump en las elecciones presidenciales que se celebrarán el ocho de noviembre.

Los comicios representan otra fuente de preocupación para las empresas y los inversores nerviosos. Al menos el mercado de trabajo da cierta seguridad a un mundo incierto.

Normas