Informe Fundación BBVA

La concesión de créditos a las grandes empresas cae un 29%

La puesta en marcha del programa de deuda corporativa del BCE ha provocado este descenso, pues supone una alternativa a la financiación bancaria tradicional.

Vistas del edifico vela, la sede de BBVA.
Vistas del edifico vela, la sede de BBVA.

El BCE continúa ampliando sus medidas de estímulo. Desde que el pasado mes de junio la institución monetaria decidiera poner en marcha el programa de compra de deuda corporativa, son muchas las grandes empresas que se han visto beneficiadas. El simple anuncio del programa de compra de bonos ha servido para que muchas compañías acudan a este mercado en busca de recursos. Esto ha supuesto una alternativa de financiación y ha provocado que las grandes firmas se desvinculen de su dependencia al sector bancario.

Según el último informe de la Fundación BBVA-Ivie, la concesión de créditos de más de un millón de euros a grandes empresas se redujo un 28,9% entre enero y mayo de 2016 como consecuencia de las medidas de estímulo del BCE. “Al ser este tipo de empresas grandes las que acceden en general a los mercados para captar financiación, han aprovechado el incentivo de la medida del BCEpara sustituir financiación bancaria por financiación directa en los mercados”, explica el estudio.

Sin embargo, no todas las empresas han sufrido este descenso. De hecho, la concesión de crédito a las pymes se ha elevado en los primeros cinco meses del año un 5,8%, si bien el ritmo de crecimiento se ha ralentizado respecto a ejercicios anteriores, cuando este tipo de financiación aumentó un 8,9% en 2014, llegando a intensificarse hasta el 13% en 2015.

Pese a ello, el saldo vivo de crédito a las empresas cierra en negativo, continuando con la tendencia de los últimos años. En concreto, en los tres primeros meses del año, el stock vivo de crédito se redujo un 8,8% como consecuencia de la disminución de las operaciones superiores al millón de euros.

Este fuerte retroceso no implica, según aclara el informe, “un empeoramiento en el acceso a la financiación bancaria”. Y es que los costes de este tipo de financiación a las empresas se han visto reducidos considerablemente en los últimos años. Así, desde 2011, las empresas españolas se financian un 45% más barato. Además, en los últimos 12 meses, los costes del crédito han disminuido un 18%. A este descenso han contribuido los tipo de interés de los préstamos, que se han visto reducidos en España en mayor medida que en el resto de la Eurozona.
Aunque el informe señala que las condiciones de acceso al crédito son mucho más favorables para las empresas, también alerta de las dificultades de las pymes para beneficiarse del coste de la financiación bancaria, pues cargan con un sobrecoste de 119 puntos básicos respecto a las grandes compañías. Aunque, eso sí, dicho sobrecoste se ha reducido a la mitad en los últimos cuatro años.

Con ello, desde la Fundación BBVA-Ivie aseguran que las condiciones de acceso a la financiación de las empresas españolas han mejorado en los últimos años, especialmente en el sector de las pymes. A este impulso han contribuido la reestructuración y saneamiento del sector bancario español, las medidas de política monetaria del BCE, el avance hacia la unión bancaria y la recuperación de la demanda solvente de crédito.

Normas