Energía

EDP cierra la compra a Repsol de 82.000 puntos de gas canalizado

La CNMC autoriza una operación que asciende a 116 millones

Miguel Stilwell, consejero delegado de EDP España, en Bilbao.
Miguel Stilwell, consejero delegado de EDP España, en Bilbao. Efe

La CNMC ha dado su autorización sin condiciones a EDP para que adquiera los 82.000 puntos de suministro de gas propano licuado (GLP) que Repsol tiene en las áreas en las que aquella energética es incumbente en el mercado del gas: País Vasco, Asturias y Cantabria. La operación, realizada a través Naturgás, la subsidiaria de gas natural de la energética portuguesa en España, supondrá un desembolso de 116 millones de euros. Según la compañía que dirige Miguel Stilwell, los activos adquiridos aportarán anualmente 13 millones de euros al ebitda del grupo.

 El acuerdo para esta compra se remonta al pasado 25 de enero y forma parte del plan de desinversiones de Repsol, que incluía, entre otros, la cesión de toda su red de gas propano por canalización de España. La transacción con EDP estaba condicionada a la realización de una due diligence y a determinadas condiciones, como las autorizaciones preceptivas de la CNMC (tanto de su sala de Competencia como la de Regulación). El cierre de la misma se fijó para el segundo semestre del año.

Con los nuevos activos, EDP aumenta en un 9% sus puntos de suministro de gas en España hasta alcanzar el millón. De esta manera, “reforzará su posición estratégica como operador líder en distribución y suministro de gas en el mercado ibérico”, señala la compañía. En poco más de una década, el grupo ha invertido en España más de 3.000 millones de euros.

Desde septiembre del año pasado, Repsol ha vendido toda su red de gas propano canalizado en España (aún conserva el negocio del butano). Ese mes acordó con Gas Natural Distribución y con Redexis Gas, respectivamente, la venta del grueso de este negocio por un montante de 651,5 millones de euros y una plusvalía aproximada después de impuestos de 367 millones. Concretamente, Gas Natural compró 250.000 nuevos puntos de suministro por 450 millones, con lo que suma una cartera total de 2,45 millones, mientras que Redexis se hizo con 53.700 suministros y 213 kilómetros de red de distribución de gas.

Posteriormente, la petrolera cerró la transacción de otros 70.000 puntos a Madrileña Red de Gas en la comunidad de Madrid y acordó ceder los citados activos a EDP, así como otros 14.826 clientes en 14 localidades extremeñas a Gas Extremadura. La transacción de Madrid se cerró el pasado 9 de junio por 63 millones de euros.

Estas desinversiones forman parte del plan estratégico que Repsol presentó en octubre del año pasado y cuyo objetivo fue adaptarse al nuevo escenario de precios deprimidos del petróleo. El objetivo es obtener 6.200 millones de euros por desinversiones en activos no estratégicos en el periodo 2016-2020.

Además de la desinversión parcial del negocio de gas canalizado anunciada en septiembre, Repsol salió del accionariado de CLH en ese mismo mes, tras la venta del 10% del capital de la compañía logística por 325 millones. También alcanzó en diciembre un acuerdo para vender un 13% de participación en Eagle Ford (Estados Unidos) a su socio Statoil y ha desinvertido en dominio minero en Alaska y en tres bloques exploratorios del offshore canadiense.

Normas