Breakingviews

Uber abandona el callejón sin salida de China

La compañía estadounidense se fusiona en el gigante asiático con su rival local recibiendo a cambio un 20% del grupo combinado.

Uber
Mascota de la compañía china Didi frente a la sede de la empresa.

Uber entrega su negocio chino a su rival local Didi ChuXing. A cambio, la empresa y sus inversores recibirán el 20% de la nueva entidad, valorada en 35.000 millones de dólares (31.300 millones de euros). Es una salida humillante tras la gran batalla contra Didi. El grupo combinado ahora puede recortar las ayudas financieras y centrarse en los beneficios.

Se trata de un retiro repentino. Hace solo ocho meses, el jefe de Uber, Travis Kalanick, afirmó que la compañía estaba “en China a largo plazo”. Ahora se suma a la larga lista de gigantes estadounidenses que están restringidos en China –como Facebook y Google– o que se han visto obligados a hacer las maletas por culpa de rivales locales –como eBay, o Wal-Mart, que recientemente retiraron sus supermercados online–.

La estrategia de Uber era utilizar fondos de las operaciones estadounidenses para financiar la expansión en el mercado chino, dominado por Didi. Ambos han gastado miles de millones de dólares en conductores y pasajeros con su guerra de precios.

Pero Didi ha superado a Uber en su propio terreno. El grupo chino, producto de una fusión en 2015, reivindica aproximadamente siete octavas partes de mercado de transporte privado en automóviles del país. También ha ingresado recientemente 1.000 millones de dólares gracias a Apple.

Puede que los inversores locales, entre ellos el gigante buscador Baidu y el grupo turístico HNA, prefieran la nueva configuración a respaldar a un grupo que pierde más de 1.000 millones de dólares al año en una guerra de precios.

Por otra parte, Uber y sus aliados, al menos, compartirán el valor creado con la fusión. Debería ser considerable, teniendo en cuenta la caída en la competencia y dado que a otro recién llegado le sería muy difícil desafiar a Didi ahora. Uber ya no está en el asiento del conductor pero ha salido del camino sin problemas.

Normas