El uso de VPN es ilegal
falsificaciones

Hasta 500.000 euros de multa por falsear la identidad de un ordenador

Mientras la Unión Europea plantea soluciones en contra del bloqueo regional de contenidos, de forma que se eliminen las barreras de consumo de contenido digital, en los Emiratos Árabes Unidos acaban de dar un salto en la dirección contraria. Una nueva ley federal prohíbe allí el uso de las redes privadas virtuales para 'falsear la identidad de un ordenador, o cualquier otro dispositivo, en Internet'. Según el detalle de este cambio en la legislación de los Emiratos Árabes Unidos, se prohíbe el uso de una dirección de protocolo de Internet fraudulenta, es decir, se prohíbe la utilización de cualquier sistema que no permita la correcta identificación de un sistema en Internet a través de su dirección IP, con la pena de no menos de 120.000 euros, y hasta 490.000 euros de multa.

Las redes privadas virtuales para saltar el bloqueo regional de contenidos en Internet están prohibidas en los Emiratos Árabes Unidos con la pena de hasta 490.000 euros de multa

El bloqueo regional de contenidos en Internet es lo que impide que, por ejemplo, los usuarios de Internet en España puedan acceder al catálogo de contenidos de Netflix ofrecido en los Estados Unidos. Y ciñéndonos a este ejemplo más cercano, lo que algunos usuarios hacen es 'falsear' la dirección IP de su ordenador o dispositivo móvil de tal forma que los servidores de Netflix interpreten que el ordenador no es español, sino estadounidense. ¿Cómo? Bien a través de una red privada virtual que cede su dirección IP de los Estados Unidos, bien a través de un proxy, o bien a través de sistemas de cifrado como el de la red Tor.

Hasta 500.000 euros de multa por falsear la identidad de un ordenador

Este tipo de métodos, y cualquier otro que sirva para impedir la correcta identificación de un ordenador o cualquier otro dispositivo conectado a Internet a través de su dirección IP, según la nueva normativa en los Emiratos Árabes Unidos, puede conllevar la multa de hasta cerca de 500.000 euros. En este cambio legislativo, no obstante, se matiza con que este tipo de prácticas sean llevadas a cabo con la intención no sólo de cometer un delito, sino también impedir el descubrimiento de la identidad del usuario de Internet.

Lo más grave del cambio legislativo está en que allí los servicios de llamadas por Internet, como es el caso de Skype, WhatsApp o Snapchat, están prohibidos en su inmensa mayoría. Precisamente por ello, expatriados viviendo en los Emiratos Árabes Unidos recurren a estas alternativas para habilitar el acceso a herramientas de comunicación con sus familiares.

Normas
Entra en El País para participar