Editorial

Endesa vuelve a la energía verde

Endosa vuelve a ser fuerte en las energías renovables. La eléctrica española, propiedad de la italiana Enel, acordó ayer una operación que da un giro a la composición de su negocio y revierte la controvertida segregación de estos activos en favor de otra filial del grupo, Enel Green Power, consumada en 2010. Ahora Endesa adquirirá a su matriz el 60% que le faltaba en la filial española de EGP por un precio de 1.207 millones de euros, aparentemente muy asequible, dado que su valor en libros supera los 2.000 millones.

Después de seis años, Endesa recupera un reparto de su cartera más equilibrada. La compra mejora notablemente el mix, al situar a la empresa es una buena posición en la parte del negocio energético que debe tener más futuro. La ocasión se presentó una vez que Enel decidió sacar de Bolsa su filial de energías limpias, siguiendo los pasos de otros grupos del sector.

Endesa destaca que el 65% de las instalaciones adquirida cuentan con retribución regulada, y por tanto más segura. Pese a los excesos del pasado, las energías limpias tienen futuro tendrán que formar parte de toda estrategia de transformación de la economía y del cumplimiento de los compromisos internacionales contra el cambio climático.

 

Normas
Entra en El País para participar