Desafío al Tribunal Constitucional

El Parlamento catalán inicia la desconexión de España

Han votado a favor los impulsores de esta modificación, Junts pel Sí (JxSí) y la CUP, mientras que Ciutadans (C's), PSC y PPC han votado en contra, y Catalunya Sí que Es Pot no participó. La cuestión de confianza a Puigdemont será el 28 de septiembre

El pleno del Parlament ha aprobado este miércoles las conclusiones de la comisión de estudio que apuestan por impulsar un “proceso constituyente” en Cataluña pese a que el Tribunal Constitucional (TC) advirtió de que esta iniciativa vulnera la Constitución y pidió a los diputados y miembros de la Mesa que impidieran la votación.

La iniciativa ha prosperado con el apoyo de JxSí y la CUP --72 votos-- y ha contado con el voto en contra de SíQueEsPot --11 votos--, mientras que el resto de grupos no han participado en la votación: los diputados del PSC se han quedado en el hemiciclo y los de C's y PP lo han abandonado.

Las conclusiones aprobadas contemplan que Cataluña impulse un proceso constituyente que derive en la independencia catalana y prevé diseñar un “mecanismo unilateral de ejercicio democrático” para que los catalanes refrenden el Estado catalán.

La reacción en Madrid no se ha hecho esperar. Así, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que actúe después de que el Parlamento catalán haya desafiado al Tribunal Constitucional y haya aprobado debatir sobre la “desconexión” de Cataluña. Además, se ha puesto en contacto con los principales líderes políticos para informarles de los pasos que va a dar el Ejecutivo en funciones.

En concreto, la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios ha estudiado este miércoles la posibilidad de elevar al Consejo de Ministros del día 29 un acuerdo por el que se autoriza a la Abogacía del Estado a presentar ante el TC un incidente de ejecución contra la resolución aprobada en el Parlamento catalán, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

El Gobierno del PP considera que la resolución del Parlamento catalán “vulnera radicalmente” la sentencia del Tribunal Constitución al del 2 de diciembre de 2015 que anuló el llamado proceso de 'desconexión', han indicado las mismas fuentes.

Según el Ejecutivo, también vulnera el reciente auto del 19 de julio de 2016 en el que se advertía a los poderes implicados y a sus titulares, especialmente a la Mesa del Parlamento de Cataluña, de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir un mandato del TC.

Igualmente, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó hoy el compromiso de su partido con la legalidad española frente a la resolución de desconexión de la misma aprobada por el Parlamento catalán e informó de que ha hablado personalmente con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y le ha trasladado el apoyo socialista en esta materia.

Sánchez, que no ha hecho intervenciones públicas desde el Comité Federal del sábado 9, realizó una declaración institucional desde la sede de Ferraz, difundida en directo por el PSOE, cuando se conoció que los grupos parlamentarios de Junts pel Sí y la CUP aprobaron someter a voto en el Pleno del Parlament y luego ratificaron las conclusiones de la Comisión del Proceso Constituyente de esta institución, en la que los mismos grupos sacaron adelante la hoja de ruta de desconexión de Cataluña de la legalidad española.

El líder del PSOE calificó los hechos como “de extraordinaria gravedad”, que “nadie puede amparar”, porque “nadie tiene derecho a situar al Parlamento de Cataluña, que es de todos, fuera de las leyes”, y porque “no hay democracia sin ley” ni “legalidad selectiva”, sino que “toda ella exige cumplimiento”. Además, informó de que ha hablado con Rajoy y le ha “trasladado el apoyo del Partido Socialista a la exigencia de cumplimiento de la legalidad”, además de instarle a “tomar la iniciativa para impulsar una solución política” al conflicto nacionalista catalán, garantizándole también en esto el respaldo del PSOE.

Antes de la votación, el pleno del Parlamento catalán había  aprobado, con 72 votos a favor y 52 en contra, la alteración del orden del día del pleno para incluir el debate de las conclusiones de la comisión sobre el proceso constituyente, pese a las advertencias del Tribunal Constitucional.

Han votado a favor los impulsores de esta modificación, Junts pel Sí (JxSí) y la CUP, mientras que Ciutadans (C's), PSC y PPC han votado en contra, y Catalunya Sí que Es Pot no ha tomado parte en la votación, aunque sus diputados estaban presentes en el pleno.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha publicado rápidamente un mensaje en su cuenta de Twitter: “El Parlament aprueba por 72 a 52 debatir las propuestas del proceso constituyente. Algunos dicen que 72 es quedarse solo y que 52 es estar acompañado”.

El portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, ha anunciado antes de que la votación que no participarían en la misma para no “degradar” la Cámara.

Ciudadanos, PSC y PPC, por su parte, han votado en contra alegando que estas conclusiones de la comisión del proceso constituyente contravienen el marco legal y han recordado la advertencia del Tribunal Constitucional (TC).

El texto que se somete a votación recoge las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente, acordadas entre Junts pel Sí y la CUP y que, entre otros puntos, avalan las conocidas como “leyes de desconexión” y contemplan un “mecanismo unilateral de ejercicio democrático”, que abre las puertas a un posible “referendo unilateral de independencia” en Cataluña.

Normas