Comida a domicilio

Take Eat Easy se da por vencida frente a Just Eat y La Nevera Roja

Take Eat Easy se da por vencida frente a Just Eat y La Nevera Roja

La plataforma de comida a domicilio Take Eat Easy, que aterrizó en España a finales de agosto del año pasado, ha anunciado el cierre del portal al no generar ingresos suficientes para poder cubrir los costes y al no conseguir una tercera ronda de financiación.

Frente al boom de portales como La Nevera Roja o Just Eat, la empresa no logró monetizar su desarrollo, pese a alcanzar este mismo mes el millón de entregas en los cuatro mercados en los que estaba presente.

“Ha sido un viaje maravilloso y estamos profundamente orgullosos de haber creado la revolución de la comida a domicilio, llevando la comida de calidad a vuestras casas y oficinas. Dicho esto, tristemente ha llegado el momento de decir adiós”, explica la web en español de la compañía.

La compañía explicó en un comunicado que los presupuestos eran "notablemente inferiores" a los de la competencia. Así, si en 2015 ingresó 16 millones de financiación, Deliveroo logró 200 millones. A ello se suma, según señaló en la nota la entrada de nuevos competidores, como el caso de UberEats.

El consejero delegado de la compañía, Adrian Roose, ha lamentado que el crecimiento de la compañía no haya venido acompañado por inversiones. “Durante los últimos 12 meses, hemos aumentado el tamaño del equipo de 10 a 160 personas, pasamos de estar en 2 a 20 ciudades en Europa y nuestra base de clientes creció de 30.000 a los 350.000”, ha subrayado.

Otra de las cofundadoras de la plataforma, Chloé Roose, ha subrayado que es el “final de una historia hermosa” que ha durado cuatro años. “Es difícil encontrar las palabras adecuadas para describir un final que aún hoy parece irreal”, ha indicado.

Take Eat Easy, que se caracteriza por hacer la entrega de comida en bicicleta, desembarcó en Madrid en agosto del año pasado con más de 40 restaurantes, para ampliar su presencia en el mercado español en Barcelona y Valencia.

Normas