Breakingviews

William Hill, 888 y Rank, una fusión de tres cartas

Aunque los postores por William Hill podrían beneficiarse de un mayor tamaño, la compañía británica tendría menos que ganar.

Establecimiento de la casa de apuestas William Hill en Londres (Reino Unido).
Establecimiento de la casa de apuestas William Hill en Londres (Reino Unido).

La última jugada de consolidación de la industria del juego es oportunista y arriesgada. El enfoque conjunto de 888 Holdings y el operador de casinos Rank Group para hacerse con la casa de apuestas británica cotizada William Hill podría plantear problemas de integración.

Rank y 888 todavía tienen que revelar los detalles de su plan de fusión a tres bandas y William Hill asegura que escuchará cualquier propuesta. Puede que todos se beneficien de una agrupación de fuerzas online al haber ido perdiendo cuota de mercado digital en Reino Unido desde 2011, según Berenberg. William Hill despidió el 21 de julio a su jefe James Henderson tras solo dos años en el cargo, en gran parte por su incapacidad para detener esa caída. La incertidumbre resultante es probablemente la razón por la que sus pretendientes han atacado ahora.

La lógica parece más convincente para Rank y 888. Ambos están detrás de William Hill en lo referente al ámbito online. Pero no hay que olvidar que podría ser difícil hacerse con William Hill. Debería ser posible que hubiera un ahorro de costes. Cifrados en 100 millones de libras (unos 120 millones de euros) al año antes de impuestos, como hace Shore capital, podrían tener un valor aproximado de 850 millones de libras utilizando una tasa impositiva media para el trío del 15%. Eso justificaría una prima de al menos el 36% con respecto al precio de cierre de las acciones de William Hill antes de la salida de Henderson.

El plan interno –el Proyecto Trafalgar– de William Hill no ha logrado unas ganancias digitales inmediatas, pero la nueva asociación con OpenBet podría dar frutos, mientras que la fusión con 888 expondría a la compañía a mercados de apuestas no regulados más arriesgados. Fusionar tres grandes empresas también conlleva riesgos. Si los accionistas de William Hill esperan efectivo, podría ser un paso demasiado lejano para 888 y Rank.

Normas