Breakingviews

Easyjet, la apuesta post ‘brexit’ para los valientes

La compañía ha asegurado que no sabe cómo se reflejarán en sus cuentas las preocupaciones sobre la seguridad o la agitación de la libra.

Easy Jet
Pasajeros embarcan en un avión de la aerolínea de bajo coste Easyjet en el aeropuerto de Belfast (Irlanda del Norte), en el Reino Unido. EFE

La compañía británica de bajo coste Eeasyjet está volando sin instrumentos. La consejera delegada, Carolyn McCall, no sabe cómo afectarán a los beneficios las amenazas a la seguridad, la agitación de la moneda, la salida de Reino Unido de Europa y el fallido golpe de estado en Turquía. Las acciones han caído un 30% en menos de un mes. Como signo de lo mal que han ido las cosas, Easyjet ha tenido que intensificar su inversión en marketing para llenar asientos en temporada alta.

La cantidad de cosas desagradables que han sucedido a aerolíneas y aeropuertos en los nueve meses hasta el 30 de junio –desde huelgas y ataques a agujeros en las pistas– harán que se evaporen 125 millones de libras (unos 150 millones de euros) del beneficio antes de impuestos de Easyjet, lo que equivale a casi una quinta parte del total del año pasado. La caída de la libra esterlina tras el 23 de junio acabará con otros 40 millones de libras. La mayoría de los analistas han rebajado sus previsiones –pero incluso tras eso, la acción ahora cotiza a tan sólo 8,4 veces los beneficios previstos para los próximos 12 meses, un 25% por debajo de la media de cinco años–.

Eso sugiere que se convierte una oportunidad no apta para cardiacos. La demanda de transporte aéreo ha crecido históricamente cerca del doble de rápido que la actividad económica. Las reservas caen tras una alerta de seguridad, pero tienden a recuperarse más tarde. Por otra parte, en las recesiones del pasado, como la crisis financiera y la crisis del euro de 2011, Easyjet arrebató cuota de mercado a sus rivales de mayor coste. En 2009, reportó el mayor crecimiento de ingresos una aerolínea europea. Siempre que sea bien pilotada, no hay razón para que Easyjet no pueda convertir también esta crisis en oportunidad.

Normas