Política

Hacienda estudia medidas de liquidez adicionales para Cataluña

Montoro se muestra dispuesto a refinanciar 1.600 millones de deuda de la Generalitata a corto plazo

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat de Catalunya, Oriol Junqueras.
El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat de Catalunya, Oriol Junqueras. EFE

El Ministerio de Hacienda estudia aceptar finalmente la petición de Cataluña, que reclama que el Gobierno permita reconvertir 1.600 millones de deuda a corto plazo con deuda a largo plazo. Así lo señalan fuentes de Hacienda que, sin embargo, no se comprometieron a aplicar esta medida en la reunión que mantuvo este jueves la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras.

El Ejecutivo catalán pretende que Hacienda utilice el fondo de liquidez autonómico (FLA) para lograr la reconversión de estos 1.600 millones, que supondría un alivio financiero importante para las arcas de la Generalitat. El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ya se mostró en anteriores reuniones con Junqueras a favor de aplicar esta medida, sin embargo, es el Ministerio de Hacienda quien debe emitir un informe favorable para que el Consejo de Ministros apruebe la reconversión. Montoro, hasta ahora, se había mostrado reticente.

Aun así, fuentes de la Generalitat insistieron en que ese compromiso no se rubricó en el encuentro de esta tarde. La única concesión del Gobierno fue anunciar a Junqueras que el Consejo de Ministros autorizará hoy a la Generalitat a endeudarse a corto plazo por 685 millones. En cualquier caso, se trata de una medida recurrente y para nada excepcional. Las comunidades que han incumplido los objetivos de déficit requieren del permiso de Hacienda para endeudarse a corto y es habitual que se autoricen este tipo de operaciones en los Consejos de Ministros.

Cataluña cerró el año pasado con un déficit público del 2,7%, muy por encima del objetivo del 0,7% fijado por Hacienda. Con toda probabilidad, Cataluña volverá a incumplir este año.

Durante la reunión, Junqueras, Sáenz de Santamaría y Montoro también abordaron el brexit y las posibilidades de atraer organismos. La Generalitat solicitó que el Gobierno trabaje para llevar la Agencia Europea del Medicamento a Barcelona. Actualmente, la sede se encuentra en Londres.

Antes del encuentro, Junqueras ha participado en un coloquio organizado por Nueva Economía Fórum, en el que el vicepresidente económico abogó hoy por una relación de España y Cataluña “entre iguales”. La economía centró buena parte del discurso del político catalán. Destacó que este año el crecimiento de Cataluña puede que se sitúe por encima del 3% del PIB, ligeramente por encima de las previsiones oficiales de la Generalitat. El avance, señaló, se debe al buen comportamiento de las exportaciones y de las inversiones procedentes de fuera, así como del turismo y de la mejora de la demanda interna derivada no de mejoras salariales, sino del alivio de la deuda de las familias.

La Generalitat de Cataluña está pendiente de la aprobación de los Presupuestos, un trámite paralizado por la CUP. “Esperamos poder aprobar unos presupuestos. Si no hay presupuestos, administraremos los ‘no presupuestos’ del mejor modo posible”, señaló Junqueras, informa Europa Press.

Para Junqueras, los presupuestos presentados “cumplían diversas condiciones”. En su opinión, era “expansivo desde el punto de vista del compromiso social y del crecimiento económico” y los ingresos previstos eran “reales y realizables”. La negativa de los anticapitalistas de la CUP a apoyar los presupuestos impulsó al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a tomar la decisión de someterse en septiembre a una cuestión de confianza.

Sin embargo, la CUP es el único partido con posibilidades reales de ayudar a Puigdemont a superar dicha cuestión de confianza, ya que comparte el plan soberanista de Junts pel Sí. De hecho, si el presidente catalán no la supera, cesa automáticamente en el cargo y la Cámara debería buscarle un sustituto o convocar elecciones.

El consejero de economía y Hacienda catalán señaló que espera que “se supere con la mayoría más amplia posible”. Y preguntado sobre si él se postularía como el sustituto de Puigdemont, le restó importancia a los nombres, destacando que será una decisión colectiva: “Mi papel personal es irrelevante”, manifestó. ERC fue la segunda fuerza más votada en Cataluña en las pasadas elecciones generales, por detrás de En Comú Podem.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se muestra dispuesto a aceptar que Cataluña pueda pasar a largo plazo 1.600 millones de deuda que tiene a corto.

Normas